Puenteguýpe 2 de agosto del 2018

798

Los diputados una vez más dieron un sopapo a la ciudadanía al salvar a José María Ibáñez (ANR), del sonado caso de los caseros de oro. Con este blindaje, su caso queda archivado y seguirá por unos cinco años ocupando una banca que no merece.

**********

Para coronar su burla contra el pueblo, Ibáñez pidió “moción de privilegio” para ausentarse de la Cámara de Diputados por 30 días y el pleno dio visto bueno a su solicitud.

**********

Lamentable es que los noveles diputados altoparanaenses que se presentaban como grandes promesas hayan caído tan pronto en los mismos vicios. Ahí le tenemos a Ulises Quintana, quien captó votos manifestándose contra la corrupción y ayer ya demostró cuán flexible puede tener el espinazo apenas comienza a saborear las mieles del poder. Lamentable.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp