Atender al sector productivo

359

La Central de Hortigranjeros del Alto Paraná lanzó duras críticas contra los gobiernos, Nacional y Regional, por el nulo apoyo que en los últimos cinco años brindaron al sector. Teodoro Galeano, secretario de Relaciones Públicas de la agrupación destacó que los logros alcanzados obedecen a la capacidad de trabajo y organización que han demostrado. Destacó que los hortigranjeros producen durante todo el año y así sustentan a sus familias y logran que estas tengan arraigo en el campo.
El futuro del Paraguay está en el campo, es una frase que se escucha pronunciar muy seguido a todas las autoridades nacionales y regionales. Nuestro país tiene un clima absolutamente favorable para la producción, al igual que la tierra. En departamentos como Alto Paraná, Itapúa, o San Pedro, el suelo es tan fértil que se puede lograr una producción récord de cualquier rubro.
Sin embargo, la realidad que pinta el vocero de los hortigranjeros del Alto Paraná es a la que se afrontan todos los días la gente del campo. Ningún gobierno nacional ni regional llevó adelante hasta hoy un programa real de asistencia integral a los productores del país. Cada administración que pasa se encargó de crear proyectos parches, sin ninguna meta a corto, mediano o largo plazo.
Miles de millones de guaraníes se presupuestan anualmente, pero terminan en grandes negociados.
En la Justicia se ventila desde hace más de cinco años, desfalcos a nombre de los campesinos ocurridos en el Ministerio de Agricultura bajo la administración de Enzo Cardozo. A estos se suman casos de productores estafados por el Crédito Agrícola de Habilitación que surgen a diario. Los propios funcionarios aprobaban préstamos a nombre de productores y se quedaban con la plata.
La víctima solo se entera del caso cuando aparecen los reclamos institucionales de falta de pago.
Lo mismo ocurre con las campañas productivas que se realizan sin ningún planeamiento.
Desde los entes del Estado se invierten supuestamente millones en cultivos de algún rubro, pero no se prevé mercado. Así cada año se tiene por época una superproducción y se pierden miles de kilos de tomate, cebolla, unidades de sandías, melón y otros hortigranjeros.
Las Gobernaciones que fueron creadas para que las poblaciones tengan la posibilidad de asistencia más efectiva, se convirtieron en antros de corrupción, donde las Secretarías de Agricultura sirven solo para ubicar a parientes, amigos y operadores políticos.
El gobierno de Mario Abdo Benítez que asume el próximo miércoles no promete ser diferente. El futuro jefe de estado eligió como ministro de Agricultura a Denis Lichi, un contador cuya experiencia más cercana con el campo radica en el hecho de ser propietario de una huerta creada para asegurar provisión a un hospedaje, propiedad de la familia.
En la Gobernación del Alto Paraná hay un poco más de esperanza. El gobernador Roberto González Vaesken eligió al Ing. Agr. Carlos Aguilera para liderar la secretaría. Por lo menos alguien que conoce el rubro. Este prometió trabajar de cerca con los productores para buscar respuesta a las necesidades del sector. Es de esperar que cumpla su promesa, por el bien de la rica zona paranaense, y de todo el país.

Comments

Comentarios desde Facebook