Admiten proceso contra Díaz Verón y embargan sus bienes

60

El juzgado admitió la imputación contra el exfiscal Javier Díaz Verón por enriquecimiento ilícito y contra su esposa, María Selva Morínigo de Díaz por lavado de dinero. Además, se embargaon los bienes de la pareja que permanece prófuga de la justicia. En Migraciones afirmaron que no puede determinar si están o no fuera de país.

El juez Julián López admitió la imputación contra Díaz Verón, además, ordenó el embargo de cuentas bancarias y dictó una prohibición de enajenar y gravar bienes. El ahora procesado fue convocado para el próximo 24 de agosto para su audiencia de imposición de medidas. Con la imputación del lunes pasado, la Fiscalía pidió la detención preventiva de Díaz Verón pero el mismo permanece prófugo. El abogado Mario Elizeche dijo que su cliente no se presentará hasta tanto tengan una copia del expediente y estén al tanto de los hechos que se le atribuyen.
Las investigaciones sobre el matrimonio se originaron tras el caso de la constitución de la firma Canto Rodado S.A., de la cual son accionistas. En la escritura de protocolización, según la carpeta fiscal, figura que María Selva puso G. 1.500 millones en efectivo y sus hijos Yerutí y Alejandro, G. 500 millones cada uno.
Luego de hacer una suma de los ingresos y egresos del ex fiscal general, la fiscal González concluyó que hay una diferencia de G. 1.147.058.591, que Díaz Verón no puede justificar y que corresponde a los años 2014, 2015, 2016 y 2017, dinero que a criterio del Ministerio Público- sería proveniente de fuentes ilegítimas. Desde su nombramiento como fiscal general, Díaz Verón tuvo una veloz mejora en su nivel de vida, hecho que se evidenció con viajes, fiestas fastuosas y compras de vehículos 0 km, además de una inversión de G. 3.000 millones en una estancia y refacciones en la vivienda particular.
Posteriormente, la agente del Ministerio Público realizó un estudio de los ingresos y egresos de la esposa de Díaz Verón, María Selva Morínigo y se determinó que en total la pareja no pudo justificar el origen de más de G. 6.000 millones.
La fiscal Estefanía González a cargo de la investigación pidió la prisión y ordenó la detención de ambos ante el peligro de obstrucción a la investigación. Supuestamente hubo intento de blanqueo mediante sospechosa pericia e incluso la Fiscal General del Estado, Sandra Quiñónez, cesó al perito Emilio Fernández Núñez por la inconsistencia de su trabajo.

PERITO BLANQUEADOR

Emilio Fernández Núñez, del Laboratorio Forense del Ministerio Público y cuya pericia se quiso usar para dejar impunes al ex fiscal general Javier Díaz Verón y su esposa María Selva Morínigo, es el mismo que con su dictamen blanqueó al imputado por enriquecimiento ilícito Miguel Ángel Carballo, supuesto testaferro del senador colorado Víctor Bogado.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp