Cuando lo stronista no quita la belleza

7183

Sofía Masi

Marito es la prueba de que -para mucha gente- lo stronista no quita la belleza. No importa su origen ni el de su dinero, es lindo, es joven y tiene una elegante esposa. Por fin tenemos un presidente churro y que tiene una familia (que responde al modelo tradicional, claro).
La atención mediática estuvo centrada en el acto realizado en la costanera de Asunción, cercado con vallas, alambres de púa y una gran dotación de policías. Se habló de la primera dama y hasta de su vestido, pero poco o nada se dijo de las manifestaciones ciudadanas reclamando derechos humanos, denunciando la entrega de Yacyretá y contra la corrupción.
Hay quienes depositan su esperanza en el nuevo gobierno. Sin embargo, antes que doparse con el discurso inaugural y caer en apreciaciones superficiales, ¿no sería mejor tener una visión más realista del presidente, su entorno y sus antecedentes?
Marito, quien dice ser “de la gente”, es un empresario heredero de la dictadura stronista. Y hay quienes sostienen que no se puede juzgar a un hijo por los hechos de su padre. Sin embargo, en este caso, a Mario Abdo Benítez (h) como presidente de la República, le toca revertir lo que hizo Stroessner, con su padre como secretario privado. Tiene la obligación -por ejemplo- de impulsar la recuperación de las tierras mal habidas de la dictadura y hacer una reforma agraria integral que favorezca al campesinado. Pero no lo hará, porque atentaría directamente contra los intereses de varios miembros de su partido, un partido que se fortaleció con el régimen stronista.
La ANR utilizó y sigue utilizando el Estado como instrumento de acumulación de poder político y económico. Stroessner y el papá de Marito ya no están, pero la estructura no cambió, el poder sigue en manos de las mismas familias. Eso permite que hoy, Marito, sea el primer mandatario.
Justo él tendrá que renegociar el tratado de Itaipu en 2023, ¿hay esperanzas de lograr la tan anhelada soberanía energética? Mi ranking de presidentes vendepatrias está liderado por Bernardino Caballero, fundador del Partido Colorado, le sigue Alfredo Stroessner y luego Horacio Cartes. Espero que el siguiente, no sea Marito.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp