Juez declara rebeldía de uno de los policías imputados

1525

Tres de los cuatro nuevos imputados en el caso de extorsión a turistas se presentaron ayer ante el juez Amílcar Marecos, quien decretó que los policías guarden prisión en la Dirección de Policía del Alto Paraná. El único que falta ponerse a disposición de la justicia es el suboficial Joaquín Báez.

Los uniformados que desde ayer pasaron al calabozo de la Dirección de Policía son: el suboficial inspector Carlos David Giménez Servín, el subcomisario Jorge Alcides Alcaraz Mendoza y el sub oficial primero Miguel Ángel Silguera Pildayn. Con esto suman 10 los policías que ya están privados de su libertad tras el escándalo de corrupción policial.
La imputación del Ministerio Público es por los hechos punibles de privación de libertad, hurto, extorsión, cohecho pasivo agravado y coacción grave.
De acuerdo con los datos, la pareja de brasileños, Joel y Eveline Leal los denunció en agosto pasado de exigirle la suma de 15 mil reales para no plantarles drogas y armas, luego de llevarlos a la sede policial tras un percance automovilístico en el microcentro. Sin embargo, bajaron sus pretensiones a 4.300 reales, de los cuales 2.500, recibieron a través de una cuenta bancaria que los mismos policías facilitaron a las víctimas.
En la misma causa, en el mes de agosto, el juez Marino Méndez también dispuso la prisión preventiva de otros 7 efectivos policiales quienes también están en la sede de la Policia departamental. La disposición afecta a Adolfo Concepción Fernández, Armando Sanabria Gauto y Blas Ariel Cardozo Franco, Fernando Llamas Ríos.
Igualmente, están privados de su libertad, Gustavo Adolfo Vera Bertolo (extitular de la unidad policial), Ronald Marcell González Benítez y Víctor David Sanabria Gauto.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp