Luan Santana cantó y encantó en CDE

714

El artista brasileño más esperado del año cantó ante un eufórico público que coreó todos sus éxitos, el sábado último, en Ciudad del Este. Luan Santana trajo consigo su contagiosa música sertaneja, su carisma y un imponente show que no decepcionó.

El local del concierto fue el Gran Nobile Hotel & Convention del Km 7 de Ciudad del Este, donde miles personas llegaron para disfrutar del espectáculo. A tempranas horas del sábado, sus fanáticas empezaron a congregarse frente al acceso esperando la apertura de portones, que se cumplió puntualmente a las 20:00. Para entonces, una interminable fila de personas esperaban ingresar al recinto del show para asegurar un buen lugar.
Las emociones afloraban, familias completas se preparaban para corear las canciones del brasileño. La gente llegó de varios puntos del país, como Chaco Paraguayo, San Pedro, Itapúa, Asunción y por supuesto distritos del Alto Paraná, tan solo por citar algunos. La triple frontera tampoco estuvo ausente, ya que fanáticos de Brasil y Argentina también marcaron presencia.
Luan Santana subió al escenario pasada la medianoche con su tema “Acordando o prédio” para el delirio del público. Esta fue su tercera vez en Paraguay y la primera en Ciudad del Este.
Antes de iniciar el show, en breve entrevista con Vanguardia, Luan dijo sentirse feliz por celebrar con sus fans de Paraguay sus diez años de carrera. Comentó que siempre cantó, pero profesionalmente comenzó a los 14 años.
“Mis fans me acompañaron durante todo el proceso, toda mi evolución. Valoro mucho a las personas que creyeron en mí y que me brindan su cariño en todos los lugares donde voy. Cada día es una nueva aventura, un nuevo desafío para mí y es muy gratificante saber que mis fans están a mi lado”, resaltó.
Con respecto a la importancia de la música en su vida expuso que es una forma de contacto con Dios. “La música para mí es algo que nació conmigo, es una cosa de Dios. Una vez escuché una frase de que ‘la música es la forma de arte más fácil para el contacto con Dios’, yo creo que la música es la forma de arte más próximo a Dios”. Añadió que nació para ser artista. “Yo nací para ser artista, para viajar y para cantar. No sé si aguantaría otra vida”.
El cantante confesó que consume la tradicional bebida paraguaya, el tereré, y hasta se declaró “viciado”. Resaltó la belleza de las paraguayas e insistió “en que en verdad son muy lindas”.
El espectáculo musical fue uno de los más anunciados y esperados del año, teniendo en cuenta que se trató de un artista de talla internacional. La organización estuvo a cargo de la empresa Planeta Music, bajo la dirección de Carlos Ortega.
La estructura del escenario llegó a la capital departamental una semana antes para su montaje, a fin de garantizar la calidad del show. Resaltaron las luces led y los fuegos artificiales que acompañaron el espectáculo.

Comments

Comentarios desde Facebook