Productores están preocupados por devaluación del real brasileño

209

El Brasil es uno de los principales compradores de trigo y maíz, y con la diferencia actual entre el real y el guaraní las ventas de los granos pueden disminuir considerablemente. Asociados a la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP) están preocupados por la situación que les puede ocasionar grandes pérdidas si no consiguen otros mercados.

“Brasil consume 15 millones de toneladas de trigo y maíz y sólo produce 8 millones de los granos. El resto lo compra de Argentina, Canadá y Paraguay, y allí entramos los productores del Alto Paraná”, explicó el ingeniero Rubén Sanabria vicepresidente de la coordinadora a nivel regional.
Los brasileños convierten esos granos en proteína cárnica y lo exportan. Además, utilizan para su mercado local.
“Estamos en etapa de comercialización de nuestros productos, pero la situación no es nada positiva. En Brasil, las empresas, cooperativas, multinacionales que producen balanceados se ven afectados, porque están con la desvalorización de su moneda y los precios que quieren pagar no cierran al lado paraguayo”, destacó el profesional.
Ante esta situación, Sanabria dijo que los productores ya están viendo otros posibles mercados, principalmente para el maíz. Mencionó que para lograr captar a otros compradores es fundamental contar con un fuerte acompañamiento de las autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).
El Paraguay es uno de los principales exportadores de trigo y maíz en Brasil y Bolivia. Vende cada año de entre un millón seiscientas mil a un millón ochocientas mil toneladas de trigo. En cuanto al maíz, exporta unas tres millones quinientas mil toneladas y diez millones de toneladas de soja, según datos de la CAP.
Alto Paraná es el productor potencial de soja a nivel país. La siembra del grano se iniciaría en una semana aproximadamente y la cosecha está prevista para fin de año. Si la moneda brasileña no se estabiliza, la comercialización del producto también podría verse muy afectada.
Eso ocasionaría millonarias pérdidas para los productores de la región y también perjudicaría a la economía nacional.

Piden otros mercados

El ingeniero Rubén Sanabria pidió que el gobierno actual designe a personas entendidas en el rubro, para buscar otros mercados internacionales para la exportación de los productos locales. “Muchas veces este tipo de crisis para la exportación de nuestros granos pueden ser momentáneos, pero también lo podemos tomar como una oportunidad para buscar nuevos mercados”, señaló. Sugirió incluso que el gobierno logre convenios con otros países, para producir más y exportar a otros lugares.
Recordó que hace cuatro años atrás la exportación del arroz se vio muy afectada por el problema económico que iniciaba en Brasil. Sin embargo, el gobierno nacional de ese tiempo supo actuar y consiguió que el grano sea vendido en otros países.
“En aquel momento éramos dependientes del mercado brasileño, entonces enviamos a consultores de negocios a buscar nuevos mercados y logramos exportar a México, Perú y Colombia. Sería interesante conseguir que más países compren el maíz y el trigo”, agregó.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp