Lesión evidencia precariedad y desidia

857

La fuerte lesión de un futbolista de Cerro de Franco evidenció la carencia del fútbol paranaense y la desidia de sus dirigentes. El jugador quedó tendido en la cancha, pues no había paramédicos, menos aún, ambulancia para trasladarlo a un hospital.

El atleta es Arnaldo Samudio, quien chocó contra el arquero albinegro, Marcial Benítez, en una acción invalidada por posición prohibida. Cayó en el suelo, quedó inmóvil, a los 38 minutos del segundo tiempo.
Elio Cuevas, el árbitro del compromiso, paralizó el partido y pidió asistencia, pero no había personal capacitado para el efecto. La gravedad del hecho exigió presencia de paramédicos, quienes tampoco suelen estar, y menos aún, ambulancia.
Samudio esperó tendido 20 minutos para que llegaran componentes del Cuerpo de Bomberos Voluntarios, quienes lo asistieron. En ese ínterin, todos se limitaron a mirar al atleta, una escena escalofriante.
El jugador no podía mover el hombro derecho debido al intenso dolor, lo cual suponía que se trataba de una luxación o fractura de clavícula. Luego de ser trasladado a un hospital, quedó internado y ayer le dieron alta médica. Sufrió un fuerte traumatismo en el hombro derecho.
El año pasado, un jugador de las inferiores de Sport Colombia falleció durante un partido. Robert Harrison dijo que reglamentaría y así lo hizo, pero tal exigencia es para los torneos de Primera e Intermedia. El resto, a la deriva.
ESCUELAS DE FÚTBOL
Las escuelas de fútbol funcionan sin control ni exigencias. Los niños están expuestos, inclusive, en verano y en transgresión de disposiciones, juegan en horarios prohibidos para la práctica del fútbol.

Comments

Comentarios desde Facebook