Ulises Quintana anunció pero no se presentó ante la justicia

1185

El Ministerio Público ordenó la detención del diputado Ulises Quintana, tras comunicarse su desafuero ayer desde la Cámara Baja. La Policía lo buscó en su apartamento de Asunción pero no lo encontró. Su abogado anunció que se iba a entregar ayer en horas de la tarde pero no lo hizo hasta el cierre de esta edición.

La Cámara de Diputados informó ayer a la mañana al juez Rubén Ayala que el legislador Quintana ya no tenía fueros, para así ser sometido a la justicia. El magistrado admitió la imputación contra el diputado y lo convocó para la audiencia de imposición de medidas, que será el 21 de setiembre a las 8:00. Sin embargo, el fiscal Isaac Ferreira dictó una orden de detención en su contra. El pedido llegó a las 9:15 a la Comandancia de la Policía, e inmediatamente se cargó al sistema informático y a partir de ahí todas las comisarías tenían la orden para detenerlo.
Agentes policiales fueron a buscar a Quintana en el edificio Tower, de Asunción para detener al diputado pero el mismo no se encontraba en el sitio. El abogado Derlis Martínez se presentó como represetante del diputado y dijo que ayer en horas de la tarde su cliente iba a ponerse a disposición de la justicia. Hasta el cierre de nuestra edición el parlamentario no lo había hecho.
La Fiscalía sospecha que Quintana está implicado en la red de narcotráfico de la cual “Cucho” es el presunto jefe, puesto que, según la información que manejan, el legislador había intervenido en un operativo policial, a través de una llamada. Tras esa comunicación, los oficiales liberaron a Diego Medina Otazú, quien supuestamente iba camino a Asunción con la suma de US$ 190.000 para comprar cocaína.
Quintana está imputado por tráfico de drogas en carácter de cómplice, tráfico de influencias, asociación criminal, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.
Los abogados Derlys Martínez y Celia Martínez se presentaron como defensa técnica del diputado Ulises Quintana. Esta última también se presentó como la abogada de “Cucho”, cuando se lo detuvo en su casa durante un allanamiento. Celia Marínez también se había presentado como abogada del conocido narcotraficante, Tomás Rojas, en aquella ocasión junto a su hermana, Lolia Martínez, ahora fiscal de Ciudad del Este.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp