No es idóneo para el cargo

El comportamiento del contralor general, Enrique García, demuestra desprecio por el resguardo de los intereses públicos confiados a su custodia, dice la acusación de Diputados. Sin embargo, el pedido de juicio político al titular del órgano contralor duerme en el Senado.
El libelo acusatorio se funda en las causales de mal desempeño y la comisión de delito, previstas en la Constitución. Agrega que es clave resaltar que no se pretende investigar ni juzgar la comisión de un delito o de una falta, sino evaluar la idoneidad ética para desempeñar el cargo de contralor general.

Facebook Comentarios