No hubo corrupción en la UNE, según fiscal Zunilda Ocampos

1824

Las denuncias de profesores planilleros, repartija de rubros docentes, desvío de dinero público y otros casos de corrupción en la Universidad Nacional del Este (UNE) son inciertas, según la cuestionada fiscal Zunilda Ocampos Marín. La agente pidió ayer la desvinculación definitiva del proceso penal de los 20 imputados.

En la víspera se llevó a cabo la audiencia preliminar del rector Gerónimo Laviosa, del ex rector Víctor Brítez, del decano de la facultad Politécnica Eustaquio Martínez, de la decana de la Facultad de Filosofía Blanca Tottil de Moreno, y de los otros 16 procesados (ver infografía).
La fiscal Ocampos había solicitado al principio el sobreseimiento provisional de los procesados, ya que tenía algunas diligencias investigativas pendientes. Sin embargo, ayer se allanó al pedido de los abogados defensores de desvincular definitivamente a los imputados. La defensa presentó un dictamen de la Contraloría que señala que en la UNE solo fue constatada “irregularidades administrativas” y no ilícitos.
El juez Carlos Vera deberá resolver en los próximos días si acepta el planteamiento de Ocampos o si remite el expediente a la Fiscalía Adjunta para nuevo estudio.
La fiscal Ocampos obvió pruebas claves para aclarar la denuncia de planillerismo como la geolocalización de los celulares de los imputados. Con esa pericia se comprobaría si los investigados asistían o no a clases.
La agente tuvo una complaciente actuación en favor de los imputados y en los pasillos tribunalicios y de la UNE corren fuertes versiones que habría cobrado una gruesa suma de dinero para el blanqueo.
La fiscal Ocampos es señalada como una de las agentes “magnates” del Ministerio Público y fue acusada por comerciantes de armas de recaudar 100.000 dólares en allanamientos extorsivos.

Algunos casos

El caso más escandaloso fue de Carlos Montiel Careaga, quien “enseñaba” al mismo tiempo en Politécnica y Filosofía. Montiel Careaga fue bautizado como el “rey de las cátedras”, ya que acumulaba unos 15 rubros solamente en la UNE, además contaba con otras cátedras en dos universidades. Pero en vez de ser sancionado, fue premiado con el cargo de Director de Investigación de la UNE.
La fiscal Ocampos tampoco investigó el negociado de la TV UNE. Según los datos, el exrector Víctor Brítez pagaba hasta G. 500 millones anuales a una empresa de TV cable para usufructuar un canal, cuyo precio sólo sería de unos G. 50 millones anuales.

Antecedentes

Los casos de corrupción de la UNE fueron ventilados durante las protestas estudiantiles en octubre de 2015, tras conocerse un dictamen preliminar de la Contraloría que señala irregularidades en obras por unos G. 1.500 millones.
Los universitarios hicieron un paro por más de un mes para exigir aclaración de las irregularidades. Durante las protestas 16 estudiantes fueron imputados por supuesto desacato a una orden judicial otorgada a funcionarios de Filosofía para abrir sus oficinas. Mientras que los denunciados por corrupción fueron procesados recién en noviembre de 2017.

Comments

Comentarios desde Facebook