Imputan y ordenan la detención de Justo Cárdenas, expresidente del Indert, por presunto enriquecimiento ilícito

6196

La fiscala Natalia Fúster imputó y ordenó la detención de Justo Cárdenas, extitular del Indert, por presunto enriquecimiento ilícito. También imputó a sus tres hijos por lavado de dinero. Hablan de más de G. 2.600 millones sin justificar.

Esta mañana, la fiscala Natalia Fúster presentó la imputación por el supuesto hecho punible de enriquecimiento ilícito en contra del extitular del Indert Justo Cárdenas y solicitó su prisión preventiva. Además, imputó por presunto lavado de dinero a sus tres hijos: Justo Cárdenas Pappalardo, María Alexandra Cárdenas Pappalardo y Alan Cárdenas Rodríguez. Para ellos solicitó la aplicación de medidas alternativas a la prisión.

El juez José Delmás llevará la causa y deberá determinar el lugar de reclusión para Cárdenas y las medidas para sus tres hijos. La fiscala comentó que la investigación fiscal surgió en noviembre del año pasado, a raíz de las publicaciones realizadas por el diario ABC Color.

Detalló que este año han corroborado los negocios, el capital, los inmuebles y autos tanto del expresidente del Indert como de toda su familia. “En principio estamos hablando de una falta de justificación de G. 2.644 millones, teniendo en cuenta los ingresos y egresos de Cárdenas en este periodo de 10 años donde ha sido diputado y presidente del Indert”, destacó.

Tras cinco años de presidir el Indert, Justo Pastor Cárdenas logró un multimillonario crecimiento patrimonial. De acuerdo con los datos encontrados por este diario, las compras de vehículos por parte de su familia alcanzaron los G. 1.114 millones, mientras que las adquisiciones de inmuebles, otros G. 1.292 millones en los últimos años.

Además, solamente en compra de acciones en la Agroindustrial Ganadera JPC, Cárdenas junto con sus hijos tienen invertidos G. 3.050 millones. Incluso, hasta su difunta madre aparece como accionista de la citada compañía.

También tiene una estancia en Pirayú, que está valuada en aproximadamente US$ 3 millones. El salario de Cárdenas era de G. 32 millones al mes, por lo que, para comprar esa propiedad, necesitaría más de 74 años con ese sueldo.

Estas investigaciones fueron realizadas por la periodista de ABC Color Gladys Benítez, quien fue víctima de una amenaza directa por parte de Justo Cárdenas. “No te metas ni les molestes a mis hijos. Yo solo voy a entrar en tu guerra sucia y miserable. Vos te metés con mis hijos, yo me meto con los tuyos. No jodas con eso. Por mi familia, soy capaz de hacer cosas que ni te pasan por tu mente. Para que quede bien grabado”, le advirtió.

Fuente: ABC DIGITAL

Comments

Comentarios desde Facebook