Ni verde, ni azul

3282

¿Por qué un color debe definir tu ideología?, que el verde es pro-aborto y que el azul es pro-vida. Son colores, no deberían definir ninguna ideología, por si no fuera suficiente el fanatismo por ser colorados o liberales, cerristas u olimpistas, ahora pretenden que el fanatismo sea por el verde y el azul. No señores, no digo que esté mal usar estos colores como representación en marchas, la elección es libre y se supone que vivimos en un país democrático. Pero lo que sí está mal es llevar al extremo, todo extremo es malo. Uno no necesariamente usa una remera en tono verde porque está a favor del aborto, o una azul porque está a favor de la vida, a lo mejor es la única que tiene o simplemente el color le gusta o el tono le va. Está mal pensar que, porque yo creo, las personas creerán. Está mal pensar que lo que uno piensa, su ideología o como quieran llamarlo, es la verdad absoluta.
Todo esto lo traigo a colación porque en la semana recibí un mensaje, la persona me reclamaba el “corazón verde” que aparecía como información de mi número de WhatsApp. En principio no entendí el reclamo, hasta después de muchas, muchas horas de analizar. Antes de ese mensaje, para mí era solo un corazón verde, sin ideología o creencia alguna hacia ninguna de las campañas, en realidad lo sigue siendo. Le hice saber a la persona; sin embargo, el individuo en cuestión seguía con que es pro-aborto y bla, bla, bla. Esto y todo lo que vemos y leemos a diario en las redes, es prueba de que si no sos de uno, sos del otro, o por lo menos eso es lo que las personas esperan. Todos se creen dueños de la verdad, los pro-vida enarbolan como bandera los preceptos de la Iglesia; los que apoyan el aborto al derecho de las mujeres (OJO, no digo que esté mal). Pero como decía el filósofo Friedrich Nietzsche, la verdad es una creación, un consenso, un aquí y ahora. No existen suficientes interpretaciones para poder agotar un hecho, un acto, siempre alguien más puede ver algo diferente. No hay una verdad absoluta, sino interpretaciones múltiples de la realidad. No busquemos que otros crean en nuestra verdad, dejemos respirar a aquellos que piensen diferente, dejemos de lado el fanatismo, dejemos que los colores sean solo eso, colores.

 

Natalia Olmedo

Comments

Comentarios desde Facebook