Sandra y su “indeclinable” renuncia

1904

La intendenta de Ciudad del Este, Sandra McLeod de Zacarías, intentó ayer retirar su renuncia, pero el documento fue rechazado en la Junta Municipal. Dijo que “está firme para defender su trabajo”.El jefe de Gabinete de la Comuna, Óscar Ocampos, y la escribana María Estela Fornerón fueron echados de la Junta Municipal de Ciudad del Este ayer cuando fueron a presentar la nota en la que Sandra Zacarías comunica el retiro de su renuncia a la Intendencia. El acto de entrega fue interrumpido por el vicepresidente del legislativo, Herminio Corvalán (Tekojoja), quien no permitió que el secretario recibiera la nota. A gritos, el concejal expulsó a Ocampos y a la escribana, quienes se vieron obligados a abandonar el recinto. En el lugar, también estaban varios activistas que abuchearon a los enviados de la intendente.
“Quiere retirar su renuncia, después de que haya dicho que es indeclinable, a minutos de comenzar la intervención del Municipio de Ciudad del Este. Totalmente fuera de lugar y, por lo tanto, no podemos seguir con este circo”, manifestó Corvalán. Afirmó que la Junta Municipal no puede recibir la nota que retira una renuncia que recién entró oficialmente en la sesión del martes. Ese día, la mayoría aprobó que la dimisión sea estudiada por la Comisión de Legislación.
EL REGRESO
Sandra Zacarías llegó ayer a la Municipalidad acompañada de su marido, el senador Javier Zacarías Irún, para recibir a la comitiva de la intervención. Afirmó que sigue firme como intendenta y que retiraría su renuncia presentada el 26 de noviembre pasado.
“Yo había renunciado, queriendo elecciones libres y democráticas, queriendo la paz para Ciudad del Este, pero los concejales así no lo quisieron, porque no quieren elecciones normales, directas y que el pueblo hable a través del voto”, manifestó.
Y dijo también: “Quiero que sepan que estaremos cuerpo a cuerpo defendiendo nuestro trabajo. No permitiremos ningún tipo de maquillaje a nuestro trabajo (…) No permitiremos que vengan a avasallarnos”.
Acusó a la interventora Carolina Llanes y a su equipo de auditores de “tomar por asalto la Municipalidad”.
La intendente, que ahora está separada del cargo, volvió a hablar ayer públicamente luego de permanecer ausente por 9 días, desde aquel 26 de noviembre, cuando anunció su renuncia ante la plenaria de su movimiento político Honor Colorado y luego la presentó ante varias instituciones.

Comments

Comentarios desde Facebook