Puenteguype 21 de diciembre de 2018

635

Un exintendente ahora imputado por una cometa de casi 600 millones de guaraníes sale con el mismo discurso de que es un pobre perseguido político. ¿Qué esperan los políticos que reciban? Persecuciones religiosas? Es obvio: sus contrincantes políticos buscarán sacar a luz sus chanchullos.
** * **
Definitivamente, si antes no lo detuvieron al amigo de Messer, es porque no querían. Al final, siempre anduvo por su casa tranquilamente, y cuando se pudieron las pilas, pudieron dar con su paradero. Seguro los muchachos estaban haciendo su agosto.
** * **
Como pelota tata está saltando la causa contra el diputado Burrillo en los juzgados de Ciudad del Este. Parece que nadie quiere hacerse cargo del proceso por los antecedentes de trafico de influencias que hubo detrás. Veremos si aparece por ahí algún juez valiente.
** * **
De repente, la juventud paraguaya demostró que es muy activa, saliendo en masa a buscar su objeción de conciencia para no ir la cuartel o para no ser multada. Lo simpático es que se trata de una ley con letra muerta que está vigente hace muuuucho, y nunca nadie le dio bolilla.
** * **
“Dura es la ley, pero es la ley”, he’i ndaje raka’e romanokuéra. Pero estamos en Paraguay; las leyes solo están en los papeles.

Comments

Comentarios desde Facebook