‘Otras habilidades’ para SMO

5491

El ministro de Defensa abogó por el orden cerrado genérico como parte del SMO. Reconoció, sin embargo, que hay jóvenes con “otras habilidades” no relacionadas al combate armado, como el caso de informáticos, que pueden ser útiles en la milicia.

 Consultado sobre si existe realmente la necesidad de que todos los jóvenes sean entrenados en el orden cerrado militar, teniendo en cuenta que muchos de ellos tienen otros talentos intelectuales, no relacionados al combate, el ministro de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia, se mostró a favor de que el entrenamiento en manejo de armas y la instrucción militar básicasean genéricos y que recién después el joven se decante por una especialidad en la que pueda prestar servicios en la milicia.

El titular de la cartera de Defensa reconoció que el área informática en la milicia necesita mucho de intelectuales capacitados en conocimientos de la red, porque la amenaza cibernética es una de las más frecuentemente utilizadas actualmente en el mundo. En este sentido, Soto consideró que la defensa de la soberanía paraguaya también debería contar con jóvenes expertos informáticos que se encarguen de proteger al país de amenazas en la web.

El ministro reconoció que le gustaría tener dentro de los que concurren a hacer el SMO a un especialista informático, pues contribuiría a la defensa de la soberanía con sus conocimientos. “El servicio militar dura muy poco”, dijo y consideró que los cimeforistas “van solo un mes a aprender condiciones básicas de adiestramiento militar”, por lo que para él, el SMO, que dura un año, es más factible.

Soto Estigarribia enfatizó que si se encuentra alguna capacidad excepcional de algún ciudadano, “lógicamente”, se le va dará un tratamiento especial, y se aprovechará su conocimiento intelectual para otras áreas estratégicas, informáticas, y administrativas, que no sean necesariamente de combate en el campo de batalla. De hecho, afirmó que “eso siempre se hace”, en las Fuerzas Armadas.

Si bien se le cuestionó insistentemente por qué un joven que tiene condiciones más bien intelectuales debe necesariamente pasar por el entrenamiento en orden cerrado, el ministro consideró que a los 18 años el chico culmina el bachillerato y aún no tiene conocimientos específicos, sino que estos vienen recién después con los estudios universitarios, por lo que recién tras la instrucción básica se pueden dividir en sectores y especialidades.

“Normalmente, los ciudadanos que concurren a los cuarteles no tienen todavía una especialidad que se pueda destinar a un área; tienen 18 años. Por eso es genérica la convocatoria al adiestramiento militar básico. Y mientras, el ciudadano se está preparando para prestar concurso en otros servicios”, amplió Soto Estigarribia.

“El orden cerrado forma parte de la instrucción militar. Contribuye a la disciplina”, opinó el ministro de Defensa, quien añadió que el servicio militar dura muy poco y además consideró que “el cimeforista va a aprender de manera muy básica sobre instrucción militar”.

Soto Estigarribia recalcó que constitucionalmente “todo ciudadano está obligado a prepararse para defender a la patria y la finalidad es contar con una reserva instruida para el completamiento de la organización militar”.

Finalmente, el ministro opinó que “el escenario apropiado para el debate es el Parlamento” e insistió en su postura de que “el servicio militar es uno de los pilares de la defensa nacional”.

Fuente: ABC Digital

Comments

Comentarios desde Facebook