Casi 100 planilleros quedan fuera de la Comuna de Ciudad del Este

5114

La interventora de la Municipalidad de Ciudad del Este, Carolina Llanes, resolvió no renovar el contrato a 94 funcionarios, en su mayoría  planilleros. Muchos fueron desvinculados a sugerencia de  directores de área, porque no cumplían funciones específicas o directamente no asistían a la institución. Varios renunciaron al iniciar la auditoría.

A 18 días hábiles del inicio de la intervención, saltan las primeras irregularidades en la Municipalidad de Ciudad del Este, administrada hace 11 años por la intendenta ahora separada del cargo, Sandra McLeod Zacarías (ANR-Cartista).
Mediante un censo de funcionarios implementado por el equipo interventor, fueron detectados 94 planilleros, quienes serán desvinculados de la comuna esteña.
“Estamos procediendo a la depuración de las nóminas de contratados, a raíz de la necesidad de renovar los contratos que vencieron el 31 de diciembre. Entonces iniciamos un proceso de verificación de las personas que tienen que ser recontratadas y quiénes no”, explicó ayer, la interventora Carolina Llanes.

Comentó que en ese proceso, el censo fue una herramienta fundamental. “¿Qué utilizamos a los efectos de la no renovación de los contratos? En primer lugar el censo que arrojó una serie de datos que determinaban inconsistencias en relación a la tarea o la dependencia de determinadas personas. Por otro lado la evaluación del desempeño que le encomendamos a cada uno de los jefes o directores de las diversas áreas, con respecto a las nóminas de funcionarios a su cargo”, señaló.

Indicó que cada uno de los directores envió por escrito una lista de funcionarios, cuyos vínculos no debían ser renovados, estableciendo diversas causas.

“En primer lugar hay varios funcionarios que fueron renunciando, sin declarar motivo. Hay un pequeño margen de personas enfermas, que no vienen y están aquellos que nunca concurrieron a sus áreas de trabajo y a quienes ni siquiera se les conoce”, relató Llanes.
La interventora calificó como un “logro” la depuración del personal municipal. “Consideramos que para las dificultades que hemos tenido y para la resistencia, y la fuerza que desde adentro impera para no depurar, consideramos un logro importante. Hubiésemos querido tener más, pero eso es lo que nos ha permitido la tarea de verificación”, señaló.
En principio 41 personas fueron notificadas, pero en total 94 personas serán desvinculadas. Según la lista, había planilleros en las direcciones de Obras Municipales, Escuela de Artes y Oficios, en la Codeni, Defensa del Consumidor, Medio Ambiente, Dirección Social, Orden y Seguridad, Transporte Público, Área Urbana y Tránsito.
“Destaco la valentía de estos directores y estos jefes, para que en este ambiente de tanta presión e intimidación frente a este tipo de temas, ellos hayan dado por escrito y refrendando con sus firmas, la lista de personas que no merecen seguir siendo contratadas”, resaltó Llanes.

IMPACTO ECONÓMICO
La remuneración de las 41 personas, que en una primera etapa están siendo desvinculadas, le costaba a la Municipalidad G. 2.181 millones anuales.

La interventora destacó que la no contratación de estas personas, también ayudará en la optimización de recursos económicos.

Aclaró que los contratos son trimestrales y que serán renovados a todos los demás funcionarios, que no aparecen en la lista de 94 y que tienen informes positivos de sus responsables de área.

“Al mismo tiempo, iniciamos la renovación de los contratos de los demás. Avisamos para que se queden tranquilos los funcionarios y para que no reciban información falaz sobre su vinculación”, informó.

Ayer, la institución municipal amaneció altamente custodiada por la Policía Nacional, con carros hidrantes e incluso agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO). Consultada sobre esa situación, Llanes respondió: “Son medidas preventivas que se están tomando porque tuvimos información de que hoy estarían haciendo manifestaciones ante la no renovación de los contratos de los planilleros”.
La tensión es permanente en la comuna esteña. Varios incidentes se registraron desde el inicio de la intervención, liderados principalmente por Catorina “Kati” Molinas, sindicalista zacariista de la municipalidad.
Los reclamos giraron en las últimas semanas en torno al pago de salarios y aguinaldos a los funcionarios. Sin embargo, el equipo interventor logró pagar la totalidad de aguinaldos y está terminando de pagar los salarios de noviembre con recaudación genuina de la institución y sin la necesidad de recurrir a un préstamo bancario.

Comments

Comentarios desde Facebook