Ciudad del Este jaipotáva

0
3256
Tereza Fretes.
Tereza Fretes.

Mañana se cumplen 62 años de la fundación de la prodigiosa Ciudad del Este, una de las urbes más importantes del país. Desde su fundación, lastimosamente estuvo en manos de personas inescrupulosas que despilfarraron sus recursos y la dejaron a la deriva. Esto no fue motivo para que el desarrollo de la ciudad se frenara. Al contrario, tuvo un crecimiento vertiginoso en diversos aspectos, en muchos casos desordenado, pero fue y sigue siendo la tierra de sueños y oportunidades.

Es la fiel demostración de que sin importar las autoridades que nos tocan podemos construir la comunidad que queremos y nos merecemos. Eso no exime de sus responsabilidades y menos que dejemos impunes a delincuentes que siempre se aprovecharon de las bondades de esta ciudad.

Si esta ciudad se encuentra como está no es por otra cosa que el trabajo de su gente, por cada persona que vino con la sola idea de sacar provecho económico sin importarle la imagen de la ciudad, había varias otras construyendo una comunidad de bien. Aquí hay mucha gente decente, trabajadora, capaz, talentosa, que puede encaminar a esta ciudad y corregir los errores.

Gracias al esfuerzo del sector privado, a las aventuras del inversionista, se fue edificando y cubriendo las necesidades de la gente.

Es una demostración de que de nosotros depende construir la ciudad que queremos. Si queremos calles limpias, no arrojemos basura en la vía pública y en los arroyos; si queremos un tránsito ordenado, seamos más educados y corteses; como conductores, sedamos el paso; si no queremos corrupción dejemos de pedir “arreglo” por debajo de la mesa y así sucesivamente. Son pequeños pero importantes hábitos que podemos incorporar a nuestras rutinas para tener una mejor sociedad. Gran parte de los problemas por los cuales nos quejamos todos los días son resultados de nuestros propios actos pero aún así siempre buscamos culpables.
Así es que arremanguémonos y empecemos a aportar nuestro granito de arena para tener la Ciudad del Este que queremos, pues como dice el dicho ñande mante jajapóta. Demostremos que no necesitamos de políticos oportunistas para hacer de esta ciudad un lugar mejor para vivir.

Facebook Comentarios