Menor sale prácticamente ileso tras caer a un pozo

2461

Un niño de siete años cayó a un pozo de 11 metros de profundidad y fue rescatado casi ileso por bomberos voluntarios de Minga Guazú. El hecho se registró ayer, a las a las 15:00, a unos 6.000 metros de la ruta VII, Km 12 Acaray, fracción “La Arboleda”, de Ciudad del Este.

Según los familiares, el pequeño de siete años se encontraba jugando en la tarde de ayer en el patio de una vivienda, donde había un pozo en construcción, que se encontraba tapado de manera precaria con tablas de madera y carpa.
En un momento dado el menor quiso pasar sobre el pozo, pero al ceder la tapa fue a parar a 11 metros de profundidad.
Los desesperados familiares alertaron del hecho al Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la Compañía K 122 de Minga Guazú, quienes llegaron al lugar para desplegar el sistema de rescate para extraer al menor.
El capitán mayor David Martínez, quien se encargó del rescate, manifestó que si bien el barro que había en el fondo amortiguó la caída, el hecho de que el menor haya salido solo con pequeñas escoriaciones es un milagro.
Martínez manifestó que encontró shockeado al menor, por lo que procedió a dialogar con él para tranquilizarlo. “Él estaba muy asustado, llorando y diciendo que quería salir, por lo que mantuvimos un diálogo para tranquilizarle. Tuvimos que bajar un aire comprimido para cumplir con el procedimiento de rigor”, explicó.
El pequeño estuvo aproximadamente 20 minutos en el fondo del pozo.
Los bomberos intervinientes tras rescatar al menor lo derivaron en ambulancia al Hospital Regional de Ciudad del Este, donde quedó internado en estado de observación.

Comments

Comentarios desde Facebook