¿Es posible la alternancia en CDE?

3789
Sofia Masi

Los concejales opositores en Ciudad del Este se unieron (a duras penas) contra un enemigo común, el clan Zacarías. ¿Será posible una alianza en las elecciones convocadas para el próximo 5 de mayo? ¿Es posible lograr la alternancia?
Ciudad del Este es gobernada por colorados desde su fundación. ¡Son 62 años de hegemonía! Ni en estos 30 años de transición democrática, fue electa una persona de otro partido político.
Los últimos 17 años, el clan Zacarías utilizó la institución municipal como un centro de operaciones lucrativas, que le permitió quintuplicar el valor de sus inmuebles. El enfrentamiento entre el Cartismo y Añetete, dentro del Partido Colorado, la presión mediática y la movilización social lograron la imputación de la pareja Zacarías McLeod, la destitución de la intendenta y el desafuero del senador.

El clan está en decadencia, al borde de la extinción política. Pero, se vienen elecciones y contra una oposición fortalecida, no se descarta un abrazo republicano para apoyar a un candidato colorado. La Comuna y el caudal electoral esteño son estratégicos, un capital político y económico, que la ANR jamás entregaría a la oposición.

Se vienen tres meses de contienda electoral y quienes se abrazaban, empezarán a sacarse los ojos. Más allá de quien logre llegar a la Intendencia, la población debe seguir ejerciendo presión política, con participación, organización y si es necesario en las calles, para que las decisiones sean favorables a la mayoría y no a unos pocos privilegiados.

El proceso de revisión y control que atravesó la Municipalidad en los últimos 60 días dejó dos herramientas valiosas para recuperar la institucionalidad del municipio: el informe de la intervención y el dictamen de la Contraloría General de la República. Esos documentos indican falencias y recomendaciones para mejorar.

Hay mucho trabajo por hacer. Unos lucharán por ocupar el Poder Ejecutivo Municipal, pero la tarea más grande, es construir poder popular para una emancipación real, de todos los opresores y no sólo de un clan.

Comments

Comentarios desde Facebook