Homicidio queda impune por orfandad probatoria

2752

Un hombre acusado de un horrendo crimen fue absuelto de reproche y pena por falta de elementos probatorios. Se trata de Héctor Cubilla Fernández, quien afrontó el juicio oral acusado de derramar combustible a Natalicio Benítez y luego prenderle fuego.

El Tribunal de Sentencias estuvo integrado por Herminio Montiel, Zunilda Martínez y Marino Méndez.

Los magistrados explicaron que el Ministerio Público no pudo demostrar quién mató a Benítez y que las pruebas producidas no sirvieron para aplicar una sentencia condenatoria.

La causa fue investigada inicialmente por el entonces fiscal Julio César Yegros, ahora jubilado.

En el relato de hechos detalla que el 12 de julio de 2015, a las 01 30, en la fracción Santa Lucía del Km 7 Monday, de Ciudad del Este, el acusado derramó combustible y prendió fuego al cuerpo de Benítez, provocándole quemaduras severas que le llevaron a la muerte, luego de estar varios días internado en el Hospital del Quemado.

Siempre de acuerdo a la acusación, ambas personas estaban jugando naipes y luego discutieron, hasta que se desencadenó la tragedia. En el juicio oral estuvo la agente fiscal Juliana Giménez, quien sostuvo la acusación presentada por su excolega.

La magistrada Zunilda Martínez explicó que el informe médico incluido en el expediente da cuenta que las quemaduras sufridas por Natalicio Benítez fueron hechas con cigarrillos. Este documento se contrapone a lo desarrollado en el informe policial, donde consta que el hijo del fallecido relató que el acusado tenía diferencias con su padre y que algunos testigos le mencionaron que él provocó las mortales quemaduras.

Comments

Comentarios desde Facebook