El rescate de CDE

1262

Mañana se realizan las internas de los partidos y movimientos políticos para definir a los candidatos que pugnarán por la intendencia de la Municipalidad de Ciudad del Este el próximo 24 de mayo. Estos atípicos comicios se dan luego de que Sandra McLeod de Zacarías (ANR, cartista) haya sido destituida del cargo por irregularidades en su gestión. La pugna se centrará en filas del coloradismo, considerando que el Partido Liberal y los movimientos independientes presentan candidaturas únicas.
Esperemos que sea una fiesta cívica en Ciudad del Este, a juego limpio, y que nadie recurra a prácticas inescrupulosas con tal de llegar al poder. Los candidatos deben elevar el nivel de hacer política, sobre todo cuando se trata de recuperar la ciudad de la corrupción que tanto daño causó a sus habitantes.
Que también la ciudadanía participe activamente y tome la decisión de forma consciente, sin tener en cuenta el color o sus intereses particulares, como la promesa de un zoquete. Mientras haya gente dispuesta a vender sus votos, se seguirá hipotecando el futuro de las próximas generaciones y, por ende, postergar el anhelado cambio.

A pesar de que los antecedentes de estas elecciones merecían un mayor esfuerzo mental en las propuestas electorales, lastimosamente la campaña nos demostró totalmente lo contrario. Los candidatos recurrieron a los mismos vicios para captar votos; el prebendarismo, el fanatismo por el color de las pañoletas, los actos al son de las polcas y entrega de migajas y otras lamentables prácticas estuvieron a la orden del día.
El electorado tiene la gran posibilidad de demostrar a los políticos que ya no se traga estas campañas pobres de ideas, sin propuestas viables y concretas. Los esteños necesitan contar con autoridades a su altura, y esta es la oportunidad de decidir.

A pesar del contexto, nada impide que los candidatos y el electorado demuestren a todo el país que son capaces de dar una nueva oportunidad a Ciudad del Este, que por años estuvo secuestrada en manos de verdaderos mafiosos. Estos grupos de delincuentes humillaron, robaron y saquearon todo cuanto pudieron. Se necesitará mucho esfuerzo para rescatar a una de las ciudades más importantes del país.

Además del proceso de cambio, el gran desafío del que resulte electo en las elecciones será el de asegurar el castigo a los que saquearon los recursos públicos. Tendrá a su cargo llevar adelante la bandera contra la impunidad, que es la madre de la corrupción y la causa del abandono de varios sectores de la sociedad.

Esperemos que todos puedan aportar su grano de arena para que este cambio sea realidad y, por sobre todo, sea para recuperar a Ciudad del Este.

Comments

Comentarios desde Facebook