Esperando una tragedia

1081

La Dirección General de Vigilancia de la Salud, dependiente del Ministerio de Salud, divulgó el fin de semana las cifras actualizadas de casos de dengue en el país. Los datos indican que los casos confirmados ascienden a 1.675 en el territorio nacional. Alto Paraná es el departamento más afectado, pues concentra la mayor cantidad de enfermos, donde se contabilizan a la fecha 1.159 casos.
El dengue no tiene antídoto ni cura específica y los afectados solo pueden tratar los síntomas del mal que en ocasiones puede desencadenar en complicaciones graves, incluso la muerte. La mejor forma de prevenir la enfermedad es la limpieza, pues eliminando los criaderos del mosquito transmisor, Aedes aegypti, es la única alternativa para cortar la proliferación de la enfermedad.

Por infortunio, esta temporada de epidemia coincide con las campañas electorales por la intendencia de la capital departamental. Esta elección acapara la atención clase política y autoridades de turno que están más preocupados en la campaña electoral que por la epidemia del dengue.

La situación en los hospitales públicos y privados es preocupante por la gran cantidad de enfermos. Pese a la gravedad, no hay una campaña masiva de concienciación que apunte a la prevención del mal. La única vez que se realizó una jornada intensiva de limpieza fue el 31 de marzo pasado, tras posponerse por falta de organización y recursos.

Mientras los candidatos de turno están ocupados en dar discursos con promesas de mejoras, los afectados están padeciendo horas de espera, hacinamiento, falta de insumos, camas de internación disponibles y medicamentos en los hospitales públicos.

A la indolencia de las autoridades se suma la total inconsciencia de la ciudadanía que espera de brazos cruzados que alguien le limpie su patio. Lastimosamente, la gente no reacciona hasta que algún miembro de la familia sea afectado de forma grave.

Esta despreocupación ha costado muchas vidas en epidemias anteriores, este año ya hubo un caso fatal. Si no se toman las medidas necesarias seguiremos sumando víctimas.
La situación incluso podría agravarse tras los feriados santos, por el desplazamiento de los viajeros en los departamentos afectados. Esto podría ocasionar la propagación del mal a otros departamentos.

El dengue es un mal que encuentra campo fértil en nuestro país debido a la problemática de la basura y tiende a convertirse en un problema permanente.
Es además el fiel reflejo de que la indolencia tanto de la ciudadanía como de las autoridades es nuestro peor enemigo como sociedad, pues solo reaccionamos cuando se desata una tragedia.

Comments

Comentarios desde Facebook