¿Caerá el Partido Colorado en CDE?

En febrero de este año, cuando se convocó a elecciones municipales para Ciudad del Este, escribí un artículo preguntando: ¿será posible la alternancia en la gestión municipal esteña?
Preguntaba si se lograría una alianza entre los partidos y movimientos de la oposición para presentar una lista única, y ya tenemos una respuesta: no.

En aquel momento, la ANR estaba muy dividida, pero aún así no descartaba un “abrazo republicano” considerando que está en juego un rico botín: el segundo municipio más grande del país. El pacto abdo-cartista ya es un hecho.
Hoy vuelvo a formular una pregunta en la misma línea. Tenemos a la oposición dividida en dos listas, y al candidato del Partido Colorado con todo el aparato estatal a su favor. Literalmente, Wilberto Cabañas cuenta con las instituciones municipales, departamentales y nacionales para captar votos. ¿Podrán los candidatos opositores contra semejante estructura?
Durante la campaña, cada candidato presentó su propia encuesta que le daba la victoria. Pero los actos de cierre proselitista sirvieron para medir de alguna manera la capacidad de convocatoria y movilización de personas. El acto colorado fue mayor al de los candidatos de oposición. En los eventos de los partidos tradicionales se vio mucha gente, pero algunas personas con poco entusiasmo, más bien, cumpliendo un compromiso partidario, pagando el precio de tener un trabajo, una ayuda social, vivienda, etc.

Sin embargo, en el acto del candidato independiente, que tuvo una gran cantidad de gente, se vio mucho entusiasmo y mensajes cargados de esperanza de los jóvenes artistas participantes.

¡Son 62 años de hegemonía colorada en Ciudad del Este! No será fácil que un candidato opositor gane estas elecciones, aun con el entusiasmo y la participación que hayan logrado durante su campaña.

Más allá de los resultados electorales, sería mejor pensar en procesos políticos. La Municipalidad pasó por un proceso de revisión y control que permitió a la ciudadanía, tener un diagnóstico institucional y de su ciudad.

Quien ocupe la Intendencia tendrá que tomar medidas correctivas, sanear, reconstruir, organizar el caos institucional. No será tarea fácil.

Pero reitero lo que ya dije una vez: gane quien gane, la tarea más importante es construir poder popular.
La tarea más grande sigue siendo de las organizaciones sociales, de los ciudadanos y ciudadanas, desde sus distintos roles, para que esta ciudad sea de todos y todas, y no de unos pocos privilegiados.

Por Sofía Masi Verón.

Facebook Comentarios