Día clave

Mañana será un día decisivo para Ciudad del Este, pues será la elección para designar a un nuevo intendente, a cuyo cargo estará la administración durante poco más de un año, para completar el periodo actual.
Este sufragio atípico se realiza en una fecha excepcional, luego de que la anterior intendenta, Sandra McLeod de Zacarías (ANR), haya sido destituida por varios hechos de corrupción.
Son tres los candidatos que están en pugna: Teodoro Mercado (PLRA), Miguel Prieto (Independiente) y Wilberto Cabañas (ANR). Los dos primeros citados trabajaron activamente en el proceso de intervención de la Comuna esteña que desencadenó en la destitución de McLeod. El candidato colorado reagrupó a los seguidores de los Zacarías y lo fusionó con su movimiento, con un cuestionado “abrazo republicano”.
La capital del Alto Paraná es una de las ciudades más importante del país, considerado incluso el pulmón económico por el gran movimiento que genera su comercio y turismo. Está atravesando por momento crucial en la lucha de la corrupción, porque se empezaron a moverse los avisperos, pero aún queda mucho por hacer.
En este proceso salieron a la luz pública solo algunos esquemas de recaudación ilegal, como la rosca de agentes de tránsito que cobran coima para cruzar el puente, la instalación de cajas paralelas para estafar a los contribuyentes, entre otros. Apenas dos meses de intervención, dejaron en evidencia un sinnúmero de irregularidades.
La salida de McLeod de la institución municipal puso fin a casi dos décadas de hegemonía de los Zacarías, a quienes se les atribuye la instalación de los citados esquemas de corrupción en las diversas dependencias.
En este contexto, el nuevo jefe comunal tendrá el desafío de seguir con el proceso de limpieza, pues la salida de los Zacarías no significa de ninguna manera que se hayan acabado los hechos de corrupción.
El que está buscando afanosamente erigirse como nuevo líder es el gobernador Roberto González Vaesken; de hecho, cuando se presentó, era la esperanza del cambio. Sin embargo, a casi un año de su asunción, no se avizoran resultados en cuando al cumplimiento de sus promesas electorales de perseguir a los sinvergüenzas que dilapidaron los recursos públicos.
La ciudadanía esteña tiene nuevamente la oportunidad de rectificar rumbo. Será el pueblo soberano el que a través de sus votos muestre su confianza hacia la persona que puede dirigir los destinos de la ciudad.
Es por ello que la participación en el acto eleccionario será clave para dar legitimidad al candidato que resulte ganador. Es de esperar que sea una jornada cívica con respecto a la voluntad popular. Y que también los esteños participen activamente emitiendo sus votos.

Facebook Comentarios