Planilleros

904

El intendente electo de Ciudad del Este, Miguel Prieto, anunció la realización de un censo y la eliminación de los planilleros del plantel de funcionarios de la municipalidad. La interventora Carolina Llanes había denunciado ya la existencia de los denominados planilleros, comprobado luego de la realización también de un censo de funcionarios. Se trata de avivados, quienes con la complicidad de la intendente anterior venían cobrando salario en la planilla municipal sin que desarrollen ninguna labor para la institución.
La interventora Llanes en su momento ya había dejado fuera a una buena cantidad de estos, iniciándose así una primera depuración. La otra realidad que había constatado la intervención es la terrible falta de preparación del personal municipal y una enorme cantidad de contratados, quienes eran sometidos a un régimen de semiesclavitud en la institución porque su continuidad dependía de resultados electorales.
El funcionariado municipal siempre fue un tema conflictivo, porque la institución en algún momento se había convertido en una suerte de refugio de quienes habían quedado sin trabajo en empresas contratistas de Itaipú. La conflictividad de los sindicatos de trabajadores municipales había llevado a Javier Zacarías, entonces intendente, a barrer con los sindicatos. Los afectados recurrieron a la justicia y poco antes de abandonar el cargo, Sandra McLeod, los había reincorporado.
El otro aspecto a considerar es que dentro de la municipalidad de Ciudad del Este estuvieron funcionando verdaderas roscas mafiosas de recaudación ilegal, que obtenían sumas millonarias en diferentes negocios turbios. Estas roscas siguen operando dentro de la institución y será una tarea saludable desmantelarlas y que sus responsables respondan ante la justicia.
Como se verá solo el aspecto del funcionariado municipal es una cuestión por demás ardua que le espera a Prieto, por lo que dependerá de su capacidad de gestión y mano dura para empezar a poner orden y hacer funcionar la maquinaria obsoleta y corrupta de la municipalidad de Ciudad del Este.
Es de esperar que en Ciudad del Este no se repita la experiencia de la municipalidad de Asunción, donde cada intendente que asume lleva su plantel de funcionarios, estos conforman su propio sindicato y se convierten en inamovibles, generándose así una superpoblación de empleados, que vuelve absolutamente costosa e inoperante a la municipalidad.
Es muy importante la tarea de limpiar el funcionariado municipal de los corruptos y ladrones, pero al mismo tiempo se tiene que trabajar para dignificar a aquellos trabajadores honestos, quienes durante años fueron relegados de la institución.

Comments

Comentarios desde Facebook