Caso de violación de niña podría quedar impune

1736

Un caso de abuso sexual  de una niña de 9 años por parte de un exagente de Interpol podría quedar impune ante la inminente extinción de la acción. El juicio oral previsto para el pasado miércoles fue suspendido por ausencia del fiscal Adolfo Santander.
El caso involucra al exagente de Interpol José María González Marecos, denunciado por mantener como su esclava sexual a su pequeña hijastra durante tres años. El encausado supuestamente aprovechaba su condición de policía para mantener amenazada a su víctima, a quien exhibía su arma de reglamentaria luego de cada violación, que se repetía en forma sistemática.
El caso se denunció el 9 de julio del 2015, y gracias a reiteradas chicanas de la defensa, ejercida por los abogados Silvio Duarte y Alejandro Molinas, la audiencia preliminar recién se pudo realizar a casi 3 años y medio de iniciado el proceso, tras numerosas manifestaciones realizadas por los familiares paternos de la menor.
Las maniobras continúan por la excesiva complacencia de fiscales y jueces. En este caso, el juicio oral y público ya cuenta con dos suspensiones: en la primera ocasión, la defensa presentó un “reposo”, y el último, debido a la sugestiva incomparecencia del fiscal Adolfo Santander. La actitud del fiscal indignó a los familiares de la menor, teniendo en cuenta que no se presentó en el juicio ni envió a su coadyuvante de la causa, Estela Marys Ramírez. Todo esto ocurre a puertas de la extinción de la causa.

Comments

Comentarios desde Facebook