Renunciamientos

Ciudad del Este tendrá un nuevo intendente desde hoy, pues Miguel Prieto Vallejos deberá asumir al cargo, esta tarde. Esto dará inicio a un nuevo periodo en esta ciudad, castigada por varios años por los malos manejos, la corrupción, la persecución, entre otros.
La asunción de Prieto Vallejos genera una gran expectativa, como candidato independiente no debe favores a los políticos de los partidos tradicionales, tiene un historial aún sin manchas y se presenta como una pieza de cambio interesante.
La exigencia de la gran mayoría de los ciudadanos esteños es acabar con los esquemas de corrupción y administrar los recursos con y transparencia, pues por años no se supo ni el monto de la recaudación municipal.
Sin embargo, hay que tomar conciencia de que esto no se va lograr de la noche a la mañana.
Para lograr cambios, todos los sectores tendrán que renunciar a sus pretensiones, pues si nadie está dispuesto a ceder no habrá forma de llegar al consenso que se necesita para reconstruir la ciudad.
Otro aspecto que es fundamental entender es que el solo hecho de cambiar al administrador de la ciudad no significa que todos los problemas se van a solucionar por arte de magia. Cada uno debe poner de su parte y aportar para mejorar las cosas.
La corrupción si bien es cierto que en gran medida depende de quién tiene el poder de decisión depende de todos para erradicarla. Por supuesto, que la banda de sinvergüenzas que durante años destruyeron la ciudad tratarán de obstaculizar la labor del nuevo intendente, por lo que habrá que tener mucha firmeza y madurez para aplicar todo el peso de la ley a quienes intenten tratar la gestión.

El proceso de cambio que se anuncia para Ciudad del Este será más difícil de lo que se está dimensionando y esperemos que todos los sectores contribuyan para que pueda.
El cambio en la comuna esteña es una oportunidad muy importante y esperemos que haya madurez suficiente para aprovecharla, en honor a la lucha ciudadana.

Facebook Comentarios