Libertad

686

Hoy se recuerdan los 208 años de la Independencia de la República del Paraguay. Es una fecha memorable a partir de la cual el país se liberó del yugo externo y se constituyó como una nación independiente.
Esta fecha histórica que marca la emancipación del pueblo paraguayo aún tiene muchos obstáculos que superar. A lo largo de los más de 200 años, esa anhelada libertad fue manoseada y menoscabada e incluso puesta en peligro en varias ocasiones.
El patriotismo se fue desgastando con los años y se ha convertido en una cualidad cada vez más escasa, sobre todo en la clase política, que ha tergiversado sobremanera las funciones de un servidor público. Se ha formado una idea errónea de lo que significa la función pública y se utiliza como forma de enriquecimiento ilícito.
Estas tergiversaciones han llevado a nuestro país a enfrentar constantes altibajos y ha frenado en gran medida el desarrollo hacia una sociedad mejor.
Tal vez Paraguay se liberó hace más de dos siglos, pero lo cierto es que aún quedan muchas cosas de las cuales desprendernos.
Es una fecha propicia para analizar si estamos haciendo lo necesario para lograr el bienestar social con el cual todos soñamos.
En estos tiempos debemos liberarnos de los políticos corruptos, de los que roban recursos que debían ser invertidos en hospitales, escuelas y otras instituciones.
El país necesita de todos para lograr una real independencia y es hora de librarla de la nefasta práctica de saquear los recursos, oprimir a los más débiles y enriquecer a unos pocos.
Esperemos que la fecha sea recordada no solo con los bulliciosos desfiles sino que sea una fecha para remontarnos a la lucha por un país libre y soberano. El amor a la patria va mucho más allá y debemos practicarlo todos los días aportando nuestro granito de arena en pos de una sociedad justa, libre e independiente. Esta es la manera correcta de rendir honores a quienes en el pasado ofrendaron su vida para legarnos un país libre e independiente.

Comments

Comentarios desde Facebook