Defensores de la patria

653

Hoy se recuerdan 84 años de la firma del Tratado del Paz del Chaco con la cual se puso fin a casi tres años de guerra que dejó enorme daño económico y poblacional tanto a Paraguay como a Bolivia. Quedan muy pocos excombatientes vivos en nuestro país. Son héroes vivientes que recuerdan a una generación de valientes hombres y mujeres que defendieron con su vida el suelo paraguayo. En estos tiempos, Paraguay está carente de ciudadanos patriotas, capaces de anteponer los intereses del país a los intereses particulares.
El país necesita mejorar su defensa diversos ámbitos, como la protección de las nuevas generaciones, mediante una mayor inversión en educación; la defensa de su industria y comercio, mediante controles efectivos y serios, lo que implica sin coimas; la defensa de la seguridad interna, dotando de herramientas necesarias a la Policía Nacional, por citar algunos.

Igualmente urge recuperar la defensa de las instituciones, respetando la función y la independencia de cada una a fin de garantizar tanto los derechos individuales como los derechos colectivos. Sin lugar a dudas, lo que más urge es recuperar la independencia del Poder Judicial que está sometido al poder político y cuya naturaleza se ha desvirtuado en gran medida.

En ese sentido, las autoridades deben ser las primeras en defender y custodiar el respeto a las instituciones, pero lamentablemente ocurre lo contrario, pues son las primeras socavar y pervertir las reales funciones de los organismos de poder.

La única forma de recuperar los valores y el respeto de las diversas instituciones es con patriotismo, poniendo el amor hacia el país por encima de los partidos políticos y los intereses particulares, así como hicieron nuestros antepasados, quienes ofrendaron su vida por defender el suelo paraguayo.

Una forma de honrar a la patria a los últimos héroes vivientes es recuperar y revalorizar el patriotismo. Hoy los enemigos de la patria están adentro y hay otras batallas que la ciudadanía tiene que librar para desterrar la corrupción, el pillaje y la ilegalidad.
Los héroes en estos tiempos son esos ciudadanos, quienes están devolviendo la esperanza a la república. Son aquellos que están dejando de lado sus actividades para manifestarse y exigir que se termine con el saqueo de los recursos públicos, el castigo de los políticos corruptos y el saneamiento moral de la república.

Comments

Comentarios desde Facebook