“Los límites son mentales y depende de nosotros sobresalir”

Lizza Aquino, representa al barrio Santa Rosa de Franco. Foto: Facebook  Reina Presidente Franco.
Lizza Aquino, representa al barrio Santa Rosa de Franco. Foto: Facebook Reina Presidente Franco.

Actitud y confianza la impulsaron a luchar por uno de sus sueños: ser miss. Es Lizza Aquino, una bella joven de 25 años que no cuenta con su mano derecha. Lejos de desanimarse por comentarios negativos, segura de que llegará a la final de la gala, Lizza fue al casting y quedó seleccionada como una de las 10 candidatas a la corona de Reina Presidente Franco, que será el próximo 13 de octubre.

La insistencia de un amigo a que se candidate, y los comentarios de que “no podrá llegar”, la impulsaron a estar hoy entre las aspirantes a la corona. “Un amigo me insistía y yo tomaba como una broma. Como él vio que yo tomaba de esa forma le dijo a los compañeros de trabajo que me animen. Hubo comentarios de que yo no iba a poder, y que cómo una iba ser miss una chica sin mano. Al escucharlos dije que por eso me presentaría al casting, para demostrar a la gente que sí puedo”, comentó.
Para Lizza, la discapacidad no está en el cuerpo, sino en la mente. Aspira a demostrar a la sociedad que es un tabú que una persona con capacidad diferente no pueda llegar a ser igual o soñar de la misma manera que otras personas.
“Un pequeño defecto físico no va impedir llegar a lo que se proponen. La discapacidad no viene del cuerpo, es mental y depende de cada uno. Nada impide llegar a donde uno quiere. Los límites son mentales,  y de nosotros sobresalir”, dijo.
Lizza no tiene una mano desde nacimiento, y realiza todas sus tareas con la mano izquierda. La joven es estudiante de la carrera de Contabilidad en la Universidad Privada del Este de Presidente Franco, es soltera y tiene 4 hermanos.

EN LA NIÑEZ

Su niñez y adolescencia fueron las etapas en las que sufrió discriminación, según comentó. Anteriormente le costaba mucho conseguir trabajo, porque en la entrevista misma la gente le miraba y decía que no porque no tiene una mano, explicó. En la actualidad cuenta con un trabajo.

PROYECTO SOCIAL

Lizza cuenta con un proyecto social para ayudar a las personas de su ciudad que padecen de cáncer. Es voluntaria de la Fundación Apostar por la Vida, y con el plan pretende que se habilite un consultorio oncológico en Presidente Franco. “Se hará un hospital en Franco, pero como eso no se termina de un día para el otro, apunto a que se habilite un consultorio oncológico, pues en la actualidad muchas personas padecen cáncer. De un 100%, el 75% de las mujeres padece de la enfermedad y el que más afecta es el de mama y el de útero”, expresó.
La joven recordó que la colecta de la Fundación será el sábado 8 de octubre e instó a la ciudadanía a que colabore con la causa noble.

Facebook Comentarios