En su primer mandato juez ya se embarra en coima de 50.000 U$S

En su primer mandato juez ya se embarra en coima de 50.000 U$S

Teresita Beatriz Cazal Sanabria, juez.

Teresita Beatriz Cazal Sanabria, juez.

La juez penal de Garantías N° 1 de Ciudad del Este, Teresita Beatriz Cazal Sanabria, se encuentra en su primer mandato como magistrada y ya está embarrada en una supuesta coima de 50.000 dólares, que habría cobrado para liberar a tres clonadores de tarjetas de créditos. La Corte había nombrado como juez a Cazal Sanabria para “mejorar” la imagen judicial en la región, tras la destitución de varios magistrados por favorecer a procesados por narcotráfico.

El 24 de setiembre de 2013, la Corte Suprema de Justicia designó a Cazal Sanabria como titular del juzgado penal de Garantías N° 1 de Ciudad del Este, en reemplazo del exjuez César Níder Centurión, quien había renunciado ante su inminente remoción por haber favorecido a un procesado por narcotráfico.
Cazal Sanabria, que era funcionaria del Poder Judicial de Asunción desde 2004, vino a Ciudad del Este para “mejorar” la imagen judicial ante el descrédito ciudadano a causa de fuertes indicios de corrupción de los exmagistrados recientemente desvinculados (algunos destituidos y otros renunciaron) de la época.
Sin embargo, la juez Cazal Sanabria lejos de procurar honrar a la institución judicial, ya se encuentra salpicada por un supuesto caso de corrupción. Según fuentes, Cazal Sanabria habría cobrado 50.000 dólares para desligar de un proceso penal a tres extranjeros imputados por clonar tarjetas de créditos y débito.
Laurentiu Bota (27) y Marian Zarku (37), ambos de nacionalidad rumana, y Amantino Vargas Neto (32), brasileño, fueron detenidos el 5 de octubre pasado. El 3 de noviembre último, como “castigo” fueron expulsados del país y multados poco más de G. 5 millones. En resumen: ya se encuentran desvinculados del proceso en menos de un mes, tras ser beneficiados con un dudoso procedimiento abreviado, dispuesto por la magistrada.
La juez Cazal Sanabria en un acto desesperado intentó frenar la publicación del caso en nuestro diario y envió al abogado Edgar Cuevas a la redacción para ofrecer una especie de cheque en blanco a un periodista para evitar la divulgación. “Sencillo es el tema, cómo, cuándo, cuánto, dónde. Nde ko´ãngaite la patrón (ahora mismo eres el patrón)”, dijo el abogado al periodista, invocando la representación de la juez.
La magistrada al principio se escondió de la prensa para no explicar su extraña decisión. Tras la primera publicación, recibió a nuestro periodista y dijo que el proceso de los extranjeros se llevó a cabo cumpliendo con los requisitos legales, y negó que haya cobrado la millonaria suma.

Lea también

Foto de 'Asaltantes roban camioneta en San Cristóbal'
Foto de 'Investigan a joven por agresión familiar'
Foto de 'Condenan a 6 años de prisión a hombre que intentó matar a su padrastro'
Foto de 'Procesan a una mujer por el caso «Black Friday» en prostíbulo'

Comentarios