Fiscal anuncia la imputación a tres policías

rogelio-ortuzar-fiscal-de-la-causa-_687_573_1434978El jefe de la Comisaría 21ª Metropolitana y dos agentes policiales se abstuvieron de declarar ante el fiscal Rogelio Ortúzar sobre la detención de un menor de 14 años. Dijo que estos serán imputados, entre otras cosas, por persecución de inocentes.

El comisario principal Tomás Cardozo López, el oficial inspector Neri Benítez y el suboficial Derlis González se abstuvieron de declarar este sábado ante la Fiscalía sobre la detención de un menor de 14 años que, en un acta policial, figura como presunto asaltante.

En conferencia de prensa, Ortúzar explicó que los uniformados prefirieron no declarar por estrategia procesal. Sin embargo, reiteró que existen demasiados elementos para sostener que el citado hecho nunca se produjo, por lo que los policías cometieron presuntamente los hechos punibles de persecución de inocentes, simulación de un hecho punible, denuncia falsa, producción inmediata de documento de contenido falso y privación ilegítima de libertad.

De acuerdo con la Policía, el pasado miércoles en el barrio Tacumbú de Asunción una mujer pidió ayuda a una patrulla de la Comisaría 21ª que hacía su recorrido de rutina por la zona. La mujer denunció verbalmente que le robaron su celular y describió a la persona que cometió el ilícito. A unas cuadras del lugar detuvieron a un menor de 14 años que, siempre según la Policía, arrojó el arma de fuego en un yuyal ante la presencia de la patrullera.

La mujer, de 25 años, quien fue identificada por los agentes, reconoció el teléfono celular como suyo, además de la mochila, por lo cual los agentes -según su versión- le pidieron que se dirija a la comisaría para radicar su denuncia. Como la misma no apareció, informaron del caso al Ministerio Público.

Ya en la Fiscalía, la mujer negó que haya sido asaltada. Es más, dijo que el menor de 14 años era su pareja sentimental con quien tienen un hijo de cuatro meses de edad. Además, comentó que, tras una discusión por celos, el adolescente decidió volver a la casa de sus padres, produciéndose una pelea en la calle, y posteriormente el menor salió corriendo. Según la mujer, en ese momento apareció una patrullera de la Comisaría 21ª, cuyos agentes detuvieron al menor y lo llevaron a la sede policial.

Para Ortúzar, esta declaración demuestra que nunca se perpetró el asalto, pues en la mochila encontrada había ropas del joven y que el celular le pertenece. Además, la supuesta víctima es pareja sentimental del acusado. El fiscal dijo que la mujer jamás realizó denuncia ante la comisaría ni a ninguna otra persona.

Al ser consultado acerca de si hubo denuncia falsa por parte de la mujer, respondió que no existe constancia escrita de que denunciara al adolescente. Insistido, entonces, sobre cómo los policías estaban al tanto de los datos personales de la mujer, respondió que eso solo figura en el acta policial y que seguramente los agentes conocían a las personas involucradas en el confuso episodio.

Preguntado por qué los policías inventarían un caso como éste, respondió que una de las hipótesis es que estarían presionados por la ciudadanía y sus superiores para mostrar resultados en la lucha contra la delincuencia. Sin embargo, reafirmó que no por ello se puede detener a cualquier persona, especialmente un menor de edad.

Por todo lo expuesto, adelantó imputación contra los tres y que solicitará la prisión preventiva. Las penas de cárcel a las que se exponen es de hasta cinco años. Uno de los policías detenidos, Neri Benítez, había dicho que no pueden obligar a una persona a presentarse a denunciar a su victimario y que solamente procedieron en base al supuesto pedido de la mujer.

Fuente: ABC Digital.

Facebook Comentarios