Venganza

Venganza

Prosiguiendo con el lamentable circo, la fiscal Karen Chaparro Martínez acusó ayer a los abogados Paraguayo Cubas y Jorge Brítez y al concejal Celso Miranda “Kelembu” por violar la derogada ley de Garantías de fueros y por supuestamente “destruir” la mampara del Ministerio Público. La agente solicitó el enjuiciamiento oral y público de los citados.
Para la fiscal Chaparro Martínez, la ley N° 353/55 de Garantías de Fueros, sancionada durante el régimen dictatorial de Alfredo Stroessner (ANR), sigue vigente; a pesar de que un dictamen jurídico de la Cámara de Senadores y reconocidos juristas sostienen que dicha normativa ya se encuentra derogada.
La agente acusó a Cubas, Brítez y a “Kelembu” por supuestamente violar la desfasada ley de Garantías de fueros que contempla absurdos privilegios a fiscales, jueces y a otras altas autoridades en abierta contradicción al principio republicano de igualdad ante las normas, establecido por la Constitución Nacional de 1992.
Si algo tiene el Ministerio Público de Ciudad del Este es la desvergonzada corrupción de sus agentes fiscales. Estos “representantes de la sociedad” denigran nuestra región y a la institución con sus actuaciones. Pocos son los agentes fiscales, por no decir ninguno, que pueden exhibir un cartel de honestidad ante la ciudadanía. La mayoría exhiben y hacen ostentación de un nivel de vida que jamás podrían justificar con su salario.
Los fiscales Cinthia Leiva y Ramos Manzur estaban preparando alevosamente la impunidad de la muerte de Sara Amapola Insfrán y el grosero negociado con la merienda escolar en la gobernación. Si no fuera por el escándalo desatado por Cubas en la fiscalía, el caso de la niña electrocutada ya hubiera quedado impune, porque ese día de la manifestación, fenecía el plazo para la acusación.
La actuaciones de Cubas, Brítez y Miranda pueden encuadrarse dentro del derecho constitucional de libertad de expresión y de manifestación. Pero, los fiscales están empecinados en cobrarse venganza, porque fueron puestos en evidencia, y en este caso demostraron que cuando se empecinan pueden llevar un caso hasta las últimas consecuencias. En otros, donde priman los intereses políticos, o en los casos de corrupción, donde corre mucho dinero, se puede esperar que los plazos fenezcan o encontrar algún vericueto legal para justificar la impunidad. Lamentable.

Lea también

Foto de 'Barrer la justicia en Alto Paraná'
Foto de '¡¡¡Hasta pronto!!!'
Foto de 'Terquedad'
Foto de 'Bajón económico'

Comentarios