Estafa a turistas

Estafa a turistas

Una turista brasileña se presentó ayer en la Junta Municipal de Ciudad del Este para denunciar que había sido estafada en un negocio de la ciudad, cuando le sobrefacturaron un aparato receptor de señales de televisión. La afectada terminó pagando casi un millón de guaraníes por un producto que valía apenas poco más de 300 mil guaraníes.
Es un caso de una afectada que decidió regresar de Foz de Iguazú para realizar el reclamo. ¿Cuántas serán aquellas víctimas que ni siquiera se dieron cuenta o cuando lo hicieron ya era demasiado tarde como para regresar y reclamar? En el caso de ayer, la afectada recuperó su dinero y el propietario del local responsabilizó a uno de sus empleados. Pero se sabe que “joder” a los turistas brasileños forma parte del folclore de los vendedores del microcentro desde los orígenes de la actividad comercial en Ciudad del Este y es una de las principales causas del desprestigio de la ciudad y de la actual crisis. Nadie que es estafado regresa al lugar donde tuvo la mala experiencia, a no ser que sea un masoquista.
Si bien, en este caso el argumento es que no existe una regulación sobre los precios de los productos, que el mercado es libre y el cliente siempre tiene la opción de decir que no y buscar mejores ofertas, también es cierto que en el microcentro siguen operando un enjambre de supuestos guías, que direccionan a los clientes hacia ciertos comercios y que antes que proveer informaciones ciertas y ayudar a los turistas, los manipulan y engañan. Este tipo de prácticas brindan una pésima imagen de la ciudad y hace que los visitantes se lleven un amargo recuerdo, logrando que todos sean colocados en la misma bolsa con el mote de “comerciantes inescrupulosos y estafadores”.
Al entrar a la ciudad existen unas pantallas gigantes, que habitualmente suele tener alguna que otra fotografía de la intendente Sandra McLeod, o algún mensaje de la intendente. La municipalidad tiene un presupuesto multimillonario en materia de publicidad y comunicación, que se utiliza para este tipo de autopromociones de la intendenta. Bien podrían destinarse dichos recursos para emprender una campaña de información para los turistas para que no sean víctimas de embaucadores y avivados. Una iniciativa de este tipo puede mejorar enormemente la imagen de la ciudad, y contribuir a la afluencia de turistas, quienes se llevarán un recuerdo de que, al menos, fueron bien tratados en la ciudad.

Lea también

Foto de 'Barrer la justicia en Alto Paraná'
Foto de '¡¡¡Hasta pronto!!!'
Foto de 'Terquedad'
Foto de 'Bajón económico'

Comentarios