¿Español decente para las domésticas?

La presidenta de la Liga de Amas de Casa, Lenis Pane, aseguró que las familias de clase media no podrán pagar el sueldo mínimo a las empleadas domésticas, pero que las que sí pueden tendrán sus exigencias. Resaltó que las empleadas deben “hablar un español decente” para que se les pague el sueldo mínimo.
Me pregunto: ¿acaso el idioma guaraní o el jopará son indecentes? La señora Pane se olvida de que el Paraguay es un país bilingüe y que la Constitución ampara a cualquier ciudadano para que se exprese en el idioma que mejor maneje? Ni siquiera en el extranjero se le exige un “español decente” al paraguayo que desea trabajar y salir adelante. Sin dudas, esa es una forma de discriminación hacia las guaranihablantes y las personas del interior que están en busca de nuevas oportunidades. Si vamos a ir por exigencia de una buena expresión, del correcto uso del lenguaje y sofisticación en la preparación para exigir el pago de un sueldo digno, los parlamentarios, políticos y grandes “ilustres” representantes no ganarían ni la mitad del sueldo mínimo. Sin embargo, tenemos a varios ganando al menos G. 30 millones, sin ninguna exigencia de español, y menos “decencia”.

Perla Judith Benítez.

Facebook Comentarios