Violencia política contra las mujeres

0
1739

Las mujeres votamos en el Paraguay hace 58 años. Mi abuela no votó desde los 18 años como yo sí lo pude hacer. El voto es una conquista de las mujeres que, organizadas, reclamaron su derecho a participar en política, y el Paraguay fue el último país de América Latina en aprobar el sufragio femenino, el 5 de julio de 1961.

La semana pasada, por primera vez en 129 años, una mujer fue elegida rectora en la Universidad Nacional de Asunción. También este año, por primera vez, el Colegio San José de la capital del país tendrá una mujer como titular del Centro de Estudiantes, luego de 155 años de existencia de la institución educativa. Estos son ejemplos que nos permiten ver que no es fácil que una mujer ocupe un cargo público, participe activamente en política y sea electa.

A la mujer, social y culturalmente, se le asigna el rol de madre, esposa y cuidadora de la familia, pero la posibilidad de participar en política fue conquistada a costa de organización, represión y muerte.

Es por eso que la Ley de Protección Integral a las Mujeres tipifica la violencia política, porque aún existen trabas para que las mujeres participen activamente del debate público. Aquellas pocas que lo hacen, superando todas las trabas sociales, culturales y económicas, son invisibilizadas, como pasó con el debate al que no fueron invitadas las dos candidatas a la intendencia de Ciudad del Este.

Por Sofía Masi Verón.

Facebook Comentarios