No nos jodamos entre paraguayos

0
1164

Cada vez que surge un tema de moda comienzan las guerras de opiniones y argumentos en las redes sociales, en ocasiones incluso llega a las calles con manifestaciones. La discusión y el debate son más que necesarios para ir afinando nuestro sentido crítico, despojarnos de la apatía, la indolencia y la indiferencia. Es la única forma de salir de nuestra zona de confort y pelear para algo mejor para nuestra sociedad.

Esta semana el debate se centró en el desbloqueo de la lista sábana que se trató primero en la Cámara de Senadores y luego en la Cámara de Diputados. Está en juego el cambio de la ley electoral para que los votantes tengan más libertad a la hora de elegir a los parlamentarios y concejales.

Hubo movilizaciones en diversos puntos del país, en su mayoría por convocatoria del senador Paraguayo Cubas.

En Ciudad del Este, donde particularmente me tocó ver de cerca la manifestación, se cerró la rotonda del Km 10, sobre la ruta VII. Cientos de compatriotas quedaron atrapados en la fila desde pasado del mediodía del jueves, hasta las 02:30 de ayer, es decir más de 12 horas de espera. Habían buses que partieron rumbo a Asunción y otras que estaban llegando desde varias ciudades del país que no pudieron llegar a destino.

Estamos hablando de miles de perdidas económicas por combustibles, reuniones que no se pudieron concretar, enfermos que no pudieron ir a su consulta o hacerse estudios médicos, entre tantos. Además de la incomodidad, cansancio, sueño, hambre y otras situaciones propias de la situación.

Muchos salieron a defender y justificar el cierre de ruta, afirmando que se avisó de antemano. Sin embargo, nada justifica que entre compatriotas nos jodamos la vida con esto contratiempo y además lo previsto era que se realicen cortes intermitentes y no en forma continuada.

No hay justificación para pisotear un derecho consagrado en la Constitución Nacional como la libre circulación.

Deberíamos replantear nuestras formas de protestas. Sabemos que con medidas un tanto drásticas se logran resultados, pero los cortes de ruta afectan a muchas personas que nada tienen que ver con la situación. Apelemos a la creatividad y la unidad a la hora de hacernos sentir, pero dejemos de jodernos entre compatriotas.

Tereza Fretes Alonso