Puenteguýpe 31 de mayo del 2019

0
2552

No hay mucha diferencia entre la administración de Roberto González Vaesken y su ilustre antecesor gallinero de oro. Como en los viejos tiempos se impiden los controles externos, se hacen vito con las becas, entre otros malos manejos irregulares. Debería de aprender la lección para no terminar en lo mismo.
***
Vamos a ver si el presidente viajero “Marito de la gente” esta vez cumple con su prometedor discurso de “caiga quien caiga” o si solo aplica cuando no se trata de alguien de su entorno.
***
Es que algunos parlamentarios dependen de él para apoyar o no la pérdida de investidura del senador liberal Dionisio Amarilla, quien fungió de intermediario en un supuesto soborno a periodista para apañar una millonaria licitación.
***
Estos concejales zacariistas de Ciudad del Este no tienen solución. Con cada barbaridad justifican la contratación de planilleros en la Municipalidad. Ahora incluso llegan al colmo de pedir que se les reponga en el puesto. La siguiente propuesta puede ser: “que vuelva Sandra”.

Facebook Comentarios