Crisis económica en la zona redujo 20% las exportaciones al Brasil

La crisis económica que afecta al Alto Paraná perjudica a las industrias que redujeron sus exportaciones en un 20%. Los rubros más dañados son los alimenticios y productos del agronegocio. Proyectos de nuevas industrias están estancados.


La crisis comercial que se registra en la región, principalmente en Ciudad del Este, también está afectando a la zona industrial de Hernandarias. Según los informes, las exportaciones al Brasil se redujeron en un 20%. Esto es atribuido al elevado costo del dólar y a la recesión económica del vecino país.
“Las fábricas están soportando la crisis, aún no hay cierres porque la mano de obra que tienen ya es direccionada. Quieren continuar a pesar de que en muchos casos las ventas cayeron. Esto en vista a que el Brasil sigue arrastrando fuertemente el impacto negativo de su crisis política”, explicó el ingeniero Rubén Sanabria, presidente de la Agencia de Desarrollo e Integración de la Itaipú (ADIRI).
Comentó que se ven más afectadas las exportaciones de los derivados de agronegocios, productos alimenticios como la harina, el rubro de plástico, además del perjuicio a la fábrica de tejidos TNT, que exportaba mejor al Brasil en año pasado.
PARALIZADOS
Sanabria mencionó que hay más de 70 terrenos adquiridos en los diferentes Parques Industriales de Hernandarias, pero que los proyectos para habilitar plantas fabriles están paralizados. “Los inversionistas están aguardando nuevas situaciones del Brasil. Es preocupante lo que se está viviendo. Hay déficit financiero en el vecino país y el otro factor es la devaluación del real, razón por la cual compran menos”, manifestó.
En la zona industrial del vecino distrito funcionan actualmente 27 fábricas de distintos rubros. Con esos emprendimientos se cree que se da mano de obra a unas 1.500 personas. Hay otras 15 plantas fabriles que están con mucho interés en habilitar sus proyectos en el lugar, pero que aún no lo están haciendo a causa de la recesión económica. Sin embargo, las expectativas son positivas, por el interés que se ve de invertir en esta región.
“Todos los proyectos son de inversionistas del Brasil, que aseguran que allá el impuesto es muy elevado. Aquí son varias las ventajas y lo bueno es que muchos ya compraron terrenos y gestionaron los documentos para instalarse”, destacó Rubén Sanabria.

Facebook Comentarios