Se habla de
Honorabilidad

Honorabilidad

Uno de los requisitos para ser juez exigidos en el Código de Organización Judicial es contar con una notable honorabilidad, además de demostrar capacidad e idoneidad. Lastimosamente, los magistrados dejan mucho que desear, sobre todo en la Zona Este del país, donde la justicia de la mano de jueces venales se convirtió en el garrote de los políticos y en protector de delincuentes de toda laya.
Si bien no es la única zona del país donde operan jueces corruptos, lamentablemente nuestra región se ha convertido en un lugar emblemático de manejos alevosamente irregularidades. Las resoluciones judiciales se ofertan al mejor postor y, como resultado, tenemos una reinante inseguridad jurídica que a su vez causa la desconfianza, injusticia, entre otras nefastas consecuencias.
La reciente actuación del juez penal adolescencia Marino Méndez al otorgar impunidad al cuestionado senador colorado Javier Zacarías Irún en un proceso penal por enriquecimiento ilícito nuevamente confirma cómo se maneja nuestro sistema de justicia.
Este es solo un ejemplo de muchos magistrados conocidos por sus actuaciones arbitrarias, quienes groseramente pisotean leyes e incluso la Constitución Nacional con tal de favorecer a los políticos inescrupulos, a delincuentes y mafiosos de la frontera.

Así como se está saneando el Congreso Nacional, sacando a senadores y diputados que usan su cargo para delinquir, se debería también hacer una campaña de limpieza en el Poder Judicial. Estos jueces no merecen ocupar un cargo de esta relevancia.

La labor de los jueces es demasiado importante. Son los administradores de justicia, quienes todos los días deben decidir una correcta aplicación de las normas. Por tanto, los cargos de magistratura deben ser ocupados por personas íntegras.

La ciudadanía necesita tener la certeza de que las decisiones que se tomen dentro del sistema de justicia se ajustan a las normas jurídicas y no están sometidas a los caprichos políticos u otros intereses mezquino.
El proceso para sacar a los clanes de bandidos de la función pública no se debe detener, y la ciudadanía no debe bajar la guardia en esta lucha. La lucha contra la corrupción y la impunidad es la única forma de sacar al país del abismo.

Lea también

Foto de 'Barrer la justicia en Alto Paraná'
Foto de '¡¡¡Hasta pronto!!!'
Foto de 'Terquedad'
Foto de 'Bajón económico'

Comentarios