El retorno de las “paladas iniciales”

Cuando comenzamos a sentir un nuevo aire de confianza y de repente nacieron nuevas esperanzas de tener a gobernantes más justos, la realidad nos abofetea por la cara. Recordemos algunos eventos. El 22 de abril pasado, irónicamente el Gobierno Nacional lanzó al son de las trompetas la mega campaña antidengue “Pará-na los criaderos”, a cinco meses de la epidemia de la enfermedad en esta región, que en ese momento, ya se habría cobrado la vida de una persona. Reacción tardía como siempre y lo peor, el lanzamiento se utilizó para festejar la victoria de la ANR que lograba hacía un año la presidencia de la República.
Otro episodio que evidencia una psicología barata fue el registrado el 10 de mayo último, cuando los presidentes Mario Abdo Benítez de Paraguay y Jair Bolsonaro del Brasil realizaron el acto oficial del inicio de las obras del tan anhelado segundo puente. Sin embargo a 42 días del evento no hay ni siquiera maquinarias en el campo del trabajo. Generaron falsas expectativas.

El 14 de junio Marito inauguró el edificio de la Policlínica del Instituto de Previsión Social (IPS) de Ciudad del Este, pero la obra no está terminada y los directivos afirmaron que recién en dos meses estaría funcionando el espacio. Esa misma fecha también se hizo un acto simbólico con presencia del presidente, para comenzar con los trabajos del multiviaducto en el km 7 y al final tampoco hay movimiento en esa zona.

Este gobierno ya decepcionó a tantos paraguayos que con confianza siempre esperan algo mejor. ¿Porqué tantos actos y paladas iniciales en si al final el pueblo debe seguir esperando meses para ver el progreso que se promete? Es una especie de psicología barata, muy conocida en gobiernos anteriores que juega con los sentimientos de los ciudadanos. Falsas promesas. Y al final todo sigue igual o peor.

Por Claudia Cardozo.

Facebook Comentarios