Se habla de
Los olvidados

Los olvidados

El principal puesto de salud del distrito de Mbaracayú, ubicado a unos 100 kilómetros de Ciudad del Este, al norte del Alto Paraná no tiene médico hace más de siete años. Además el único móvil usado que tenían para la vacunación, que hace diez años les donó la Itaipú está averiado y abandonado por falta de recursos para la reparación.

Los pocos funcionarios del Ministerio de Salud, como técnicos y obstetras, deben ingeniarse para prestar asistencia a los pobladores. Cuando el estado de la persona es muy crítico y requiere de atención compleja deben ser trasladados hasta Hernandarias o la capital departamental.

Pero la falta asistencia médica no es el único obstáculo de los pobladores, pues no tienen camino de todo tiempo y en caso de lluvia la situación empeora. Algunos tienen la forma de ser asistidos a tiempo, otros mueren en el intento.
Este es solo uno de varios casos de municipios olvidados en el interior del país. No son recordados por los parlamentarios u tras autoridades enfrascados en la agenda capitalina.

Es lamentable que en un país con tanta riqueza como el Paraguay todavía la gente tiene que morir por falta de camino y asistencia médica.
Los parlamentarios y los gobernadores son los principales responsables de la situación de estos municipios alejados. Son quienes deben hacer llegar estas quejas al gobierno central y encabezar las gestiones hasta lograr mayor bienestar a estos compatriotas olvidados.

El estado en que permanecen estos compatriotas atenta contra varias declaraciones fundamentales de la Constitución Nacional como “el reconocimiento de la dignidad humana”; la promoción de calidad de vida, mediante “planes y políticas que reconozcan factores condicionantes”, entre otros.

La forma de vida que llevan estos compatriotas no son para nada dignas y muchos menos de buena calidad. Es imposible que en estas condiciones logren un desarrollo armónico en sus respectivas comunidades.
La única forma de cambiar la realidad de estos compatriotas es dotarles de condiciones mínimas como salud, educación, camino, entre otros. Mientras estos compatriotas son ignorados, las autoridades siguen con el carnaval de los recursos públicos.

Lea también

Foto de '¡¡¡Hasta pronto!!!'
Foto de 'Terquedad'
Foto de 'Bajón económico'
Foto de 'Crimen organizado'

Comentarios