Logro ciudadano

Sumida desde su origen en el más podrido sistema de gestión de gobierno en lo que respecta a la municipalidad, Ciudad del Este va mostrando signos esperanzadores de cambio en los últimos tiempos.

Obviamente, nuestro papel como actores responsables y críticos en nuestro rol comunicacional, nos compromete a exigir al máximo a cualquier tipo de autoridad o funcionario público que a cambio de dinero público se encuentra comprometido con brindar servicios y soluciones en distintas facetas. Sin embargo, no podemos dejar de destacar indicios de transformaciones que indican un cambio de timón positivo en las instituciones.

Si interpretamos el contexto regional de lo acontecido en el Este del país, podremos entender que el hartazgo ciudadano puede llegar a tener límites, puede pasar la factura a los gobernantes corruptos e ineficientes y puede generar cambios verdaderos con un acompañamiento constante de toda la población.

Un papel fundamental en todo este proceso es la participación intensa de la ciudadanía mediante las redes sociales y en igual medida en las calles, exigiendo y presionando paso a paso las acciones que las circunstancias exigen. Si esto no se hubiera hecho, todo estaría igual o peor.

Y estas pequeñas victorias ciudadanas que brindan esperanzas de un futuro mejor solo se van cosechando si no se baja la guardia. Como ejemplo, podemos citar la última decisión del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), que inicialmente había enjuiciado al juez Marino Méndez sin suspenderlo en sus funciones, pero que esta semana ante la lluvia de críticas, la propia ministra Gladys Bareiro de Módica cambió su postura y solicitó la suspensión del citado juez que posee dudosas actuaciones a favor de la imputada exintendenta de Ciudad del Este Sandra McLeod (ANR, cartista), como por ejemplo, al otorgarle un amparo en diciembre pasado para que la Junta Municipal no trate la renuncia de la misma.

Parece ser que la ciudadanía esteña va aprendiendo lentamente a ejercer los derechos que nos brinda el sistema democrático, comprendiendo que el voto es un método para recompensar o condenar a las autoridades, y por sobre todo, de que el compromiso no termina en el día de las elecciones, si no que comienza ahí, acompañando, presionando y colaborando constantemente.

Facebook Comentarios