Tentáculos judiciales que blanquean y estancan causas de los Zacarías

0
742

Familiares, exsecretarios, exaliados políticos y allegados de la familia Zacarías fungen de jueces en Ciudad del Este y conforman una red de tentáculos judiciales que blanquearon denuncias de corrupción y paralizan procesos contra los miembros del clan político.


Los miembros del clan esteño, liderado por el senador imputado Javier Zacarías Irún (ANR, cartista), extendieron sus tentáculos en el ámbito judicial a largo de 18 años de poder en el Parlamento y en Ciudad del Este.
Al menos nueve jueces de la zona (ver infografía) están vinculados al clan político y algunos magistrados hasta intervinieron en las causas penales de los Zacarías.
Uno jueces “zacariistas” es Marino Méndez, titular del juzgado penal de la Adolescencia. Méndez fue suspendido por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados por no apartarse de los casos del clan, pese a la evidente cercanía a los Zacarías.
Los tentáculos judiciales sirvieron a los Zacarías para la desestimación de numerosas denuncias por casos de corrupción en la Municipalidad esteña y en la Gobernación de Alto Paraná.
El blindaje se rompió parcialmente en enero pasado cuando se presentaron las primeras imputaciones contra el senador Zacarías y su esposa Sandra McLeod.
Sin embargo, el clan político demostró el mes pasado que mantiene influencia en la esfera judicial con el rechazo del pedido de reapertura de investigación contra el senador Zacarías por enriquecimiento ilícito; además de lograr la paralización de todas las causas penales tramitadas en Ciudad del Este.