Fiscala Juliana Giménez nunca explicó el origen de su fortuna

La fiscala Juliana Giménez nunca explicó el origen de su fortuna, compuesta por varias propiedades en las que se destaca una mansión de 500.000 dólares. Giménez quiere integrar el Tribunal de Apelaciones.

El 22 de setiembre de 2009 la abogada Juliana Giménez Portillo fue designada por la Corte Suprema de Justicia como fiscala electoral de Ciudad del Este. No obstante, fue asignada a cumplir funciones en una unidad penal.
Desde entonces Giménez Portillo experimentó una asombrosa prosperidad económica y se convirtió en propietaria de al menos cuatro viviendas en Ciudad del Este.
Se trata de tres casas colindantes, ubicadas en el Km 12 Monday y una mansión valuada en unos 500.000 dólares, localizada en el privilegiado sector del Km 4, una zona de alta cotización inmobiliaria.
La fiscala había maquillado la edificación de la mansión. Dijo que solo es dueña del inmueble y que supuestamente entregó el terreno a un tercero para construir la lujosa casa y usar hasta 2026. Sin embargo, fotografías y videos compartidos en redes sociales evidencian que en la mansión reside la familia de Giménez Portillo.
La fiscala había investigado el sonado caso Forex, de lavado de dinero de 600 millones de dólares, y solo llevó al banquillo de los acusados prestanombres de empresas de maletín. Pero los dueños del dinero no fueron procesados.
La fiscala igualmente había congelado la investigación contra el exintendente franqueño Alcides Fernández (ANR), denunciado por desfalco de G. 7.000 millones.
Giménez Portillo también fue vinculada al clan Zacarías por gremios de abogados, al no impulsar denuncias de corrupción en la Municipalidad de Ciudad del Este y en la Gobernación de Alto Paraná, durante la gestión de Sandra McLeod de Zacarías y Justo Zacarías respectivamente.

Quiere ser parte de Apelaciones

Giménez Portillo fue ternada por el Consejo de la Magistratura para integrar un nuevo Tribunal de Apelaciones de Ciudad del Este. En la terna también están Heriberto Lugo Cañiza y Eresmilda Román Paiva.
De esa forma la fiscala aspira a ocupar uno de los cargos más relevantes del sistema judicial en Alto Paraná.

La designación queda en manos de los miembros de la Corte Suprema.
Giménez Portillo se encuentra en su segundo mandato de cinco años, tras ser confirmada en 2016.
Pese a los cuestionamientos, la agente nunca fue trasladada de la Fiscalía de Ciudad del Este.
Durante la gestión del exfiscal general imputado Javier Díaz Verón, Giménez Portillo fue también comisionada para investigar lavado de dinero y delitos conexos.

Facebook Comentarios