Fiscala contribuyó para blanqueo de político acusado de corrupción

0
1597

La fiscala Juliana Giménez Portillo contribuyó para el blanqueo del exintendente de Presidente Franco, Alcides Fernández (ANR), denunciado por desfalco de G. 7000 millones, al congelar cinco meses la investigación.

En marzo de 2017, el fiscal Hugo Vázquez había imputado a Alcides Fernández y al exintendente interino Abrahan Alegre (ANR) por supuestamente pagar G. 708 millones por obras fantasmas e inconclusas en 2015. Fernández también fue denunciado por dilapidar los recursos municipales a través de gastos injustificados en viático y en asesorías y facturas clonadas.
El fiscal Vázquez fue recusado por la defensa de Fernández y el caso fue reasignado a la fiscala Giménez.
Giménez encajonó por cinco meses la carpeta de investigación y el principal beneficiado de su desidia fue Fernández.
En el plazo ordinario de seis meses para la investigación, la fiscala Giménez no impulsó significativas diligencias.
Debido a la desidia investigativa, el actual intendente Roque Godoy (PLRA) había presentado una querella, pidió la ampliación del plazo de las pesquisas y recusó a la fiscala Giménez.
Con la intervención de la querella se agregaron en la carpeta las facturas clonadas y otras pruebas que incriminan a Fernández.
A la nueva fiscala de la causa, Cinthia Leiva, le quedaron menos de tres meses para completar las pesquisas. Acusó al exintendente Alegre por las obras fantasmas e inconclusa de un alcantarillado. Según la acusación, Fernández fue desvinculado porque solo firmó el contrato de la obra, mientras que Alegre desembolsó el dinero.
No obstante, la desidia fiscal, principalmente de Juliana Giménez, dejó impune graves ilícitos como producción y uso de documentos públicos falsos, cobro indebido de honorarios, lesión de confianza, enriquecimiento ilícito y asociación criminal que comprometen al exintendente Fernández. La fiscala Giménez experimentó una astronómica prosperidad económica, tras ocupar el cargo.

Facebook Comentarios