Se habla de
¡De terror!

¡De terror!

La estancia chaqueña Taguató situada a 140 km de la ciudad de Mariscal Estigarribia, se tiñó de sangre la semana pasada en un hecho caratulado como cuádruple homicidio doloso con disparos de arma de fuego a la cual se suma un robo de casi noventa cabezas de ganado.

Este terrorífico evento se presupone haber ocurrido ya el martes pasado en la propiedad del ganadero Alcibiades Desiderio Ayala de 71 años en la cual el mismo resultó víctima fatal, así también, su esposa, y los nietos de los mismos de tan solo 10 y 7 años.

Con este hecho que conmocionó a toda la sociedad paraguaya, resurge el debate acerca de la constante inseguridad que afecta a todo el país. Y en ese sentido, el senador Fidel Zavala (PQ) ha manifestado que el tema será atendido en la propia sesión extraordinaria prevista para la fecha en donde se tendrá en cuenta la posible interpelación a los ministros de Defensa, del Interior y al comandante de la Policía Nacional.

Este tema ya estaba siendo analizado por el parlamento en razón del asesinato de un peón en Amambay y por el sonado caso del ataque a la sucursal del Banco Visión en la localidad de Liberación. No podemos esperanzarnos en que este criminal hecho que enluta a una familia trabajadora y honesta, y que entristece a todo un país sea un punto final a la oleada de inseguridad que sufrimos día a día.

Nuestras costosas y abultadas instituciones de seguridad, control e inteligencia demuestran su total ineptitud a simple vista, y da a suponer que detrás de todo esto, existe una rosca mafiosa que apaña el abigeo mediante todo tipo de mecanismos que permiten transitar sin ningún problema animales hurtados.

Mario Abdo Benítez, como principal responsable del país en materia de seguridad hasta el momento no ha demostrado un interés real en mejorar y dar una correcta protección a los millones de ciudadanos que día a día son acechados por malvivientes. Y es muy probable que la paciencia ciudadana vaya esfumándose con el paso del tiempo, y con la imparable concatenación de hechos delictivos. El Paraguay es un país de muchas oportunidades, tanto sea por sus riquezas naturales, su joven población o las envidiables condiciones climatológicas. Pero la alarmante inseguridad se convierte en un peligro para las inversiones, por lo que se pone también en riesgo el desarrollo de la república. El país necesita urgentemente rediseñar su política de seguridad.

Lea también

Foto de '¡¡¡Hasta pronto!!!'
Foto de 'Terquedad'
Foto de 'Bajón económico'
Foto de 'Crimen organizado'

Comentarios