Costosa ineptitud

Costosa ineptitud

Una vez más toda la ciudadanía debe de pagar un precio bastante alto por la ineficiencia y el desinterés de las autoridades en temas tan sensibles como la educación, la salud y las obras públicas que en momento de la campaña electoral siempre pasan por efusivas promesas con la sola intensión de obtener votos. 

Esta vez los municipios de Ciudad del Este (bajo la administración de Perla de Cabral, ANR), Pdte. Franco (Roque Godoy, PLRA) y Ñacunday (Everaldo Devitte, UNACE) se encuentran prácticamente sin ejecución presupuestaria a raíz de la no presentación correcta de las documentaciones al Ministerio de Hacienda en relación a sus gastos efectuados con recursos de Royalties, Fonacide y Juegos de Azar.
Esta clara irresponsabilidad de los que se hacen llamar servidores públicos cuesta al Municipio de Ciudad del Este unos G. 21.000 millones, para el Municipio de Presidente Franco G. 8.446 millones y al Municipio de Ñacunday unos G. 1.100 millones en retrasos que ya podrían ser efectuados para la mejora de escuelas, caminos vecinales, almuerzo escolar, entre otros.

Es inaceptable la ineptitud de la clase política, que hasta ahora cree que los recursos públicos pueden ser manejados como si fuera dinero de sus bolsillos en donde adquieren bienes y contratan servicios al puro antojo, sin los más mínimos estándares de control y bajo dudosos precios.
Los intendentes son responsables ya sea en materia civil y penal con respecto a la utilización de los bienes y de los fondos destinados a la ciudadanía que tanto necesita y por la incapacidad de los mismos, existe un retraso generalizado en todos los ámbitos de los servicios que deberían de ser prestados con total normalidad por las instituciones públicas que manejan.
Es letra muerta las amonestaciones y sanciones para estos pseudo-representantes del pueblo que solo condenan a los más desprotegidos a más pobreza e inclusive al hambre de niños inocentes en este caso, puesto que hasta el propio almuerzo escolar fue suspendido.
Una vez más, no queda otro camino más que la presión ciudadana y que sea la misma población la que decida en las próximas elecciones la sanción con respecto a los impresentables que no hacen más que negociar los contratos a beneficio propio y postergar el desarrollo de sus localidades.

Lea también

Foto de 'Barrer la justicia en Alto Paraná'
Foto de '¡¡¡Hasta pronto!!!'
Foto de 'Terquedad'
Foto de 'Bajón económico'

Comentarios