Procesan a una pareja por estafar a sus familiares

Un jubilado de Itaipú y su esposa fueron imputados por una supuesta estafa de casi 1.200 millones de guaraníes, en perjuicio de 28 familias. Los procesados son Carlos Yáñez López (60) y María Elsa Céspedes (37).
Según la investigación, los encausados propusieron a las víctimas un negocio, mediante depósitos de dinero que generarían intereses. Para el efecto, los interesados debían depositar la plata en la cuenta corriente de Yáñez López, en el banco Itaú.

Previamente, María Elsa promovía reuniones con sus familiares, a quienes explicaba que el negocio supuestamente sería rentable. Además, les daba cierta seguridad al hacerles saber que su marido contaba con solvencia económica y ciertos privilegios en los bancos. Ante la confianza generada en el entorno familiar, los interesados entregaban sus ahorros, préstamos de dinero, incluso vendían sus vehículos y pedían dinero a sus familiares que trabajaban en España. De esa manera, iban entregando capital a los ahora imputados, esperanzados en que la inversión generaría un crecimiento patrimonial.
Con el correr del tiempo, se incorporaron más familiares, quienes entregaban dinero en efectivo a la pareja con la expectativa de recibir ganancias del 10 por ciento mensual sobre su capital. Sin embargo, en poco tiempo se percataron que los intereses no se abonaban y cuestionaron esta situación a María Elsa, quien en más de una ocasión argumentó que fue estafada por una persona del banco, y por dicha razón no podía cumplir con ellos. No obstante, los sospechados nunca exhibieron documentos sobre los depósitos realizados.
Los afectados estiman una pérdida de 1.198 millones de guaraníes.

Facebook Comentarios